Yo quiero a mi bandera

El Día Internacional del Orgullo se celebró durante el fin de semana. Las reacciones homo odiantes se manifestaron en redes sociales y algunxs fueron más allá: en Córdoba y Rosario intentaron bajar la bandera LGBT+

Yo quiero a mi bandera

Por Cosecha Roja
29/06/2020

Durante todo el fin de semana se celebró el Día Internacional del Orgullo, que recuerda la resistencia LGBT+ en el antro neoyorquino Stonewall Inn. El 28 de junio de 1969 cuatro policías de civil se infiltraron en la sala del primer piso y en plena fiesta empezaron a separar gays de un lado y travestis del otro. Según el libro de The StoneWall Reader, editado por la Universidad Pública de Nueva York, lo que pasó en la calle fue así: primero una travesti le pegó un carterazo a un policía. Después una lesbiana drag king, para impedir que se la llevaran, le dio una piña a otro oficial. De los bares gays de al lado se empezaron a amontonar y lo que siguió fue el origen de la primera resistencia de orgullo LGBT+.

Como este año no se pudo marchar, las calles fueron las redes sociales. Y no faltaron los homofóbicos de siempre: fue tendencia #OrgulloHetero. 

Por suerte, existen los fans del kpop coreano que llegaron para arruinarles el hashtag con posteos como: 

 

La tribu que idolatra la Korean Popular Music y a sus referentes ya tiene experiencia en esto de infiltrarse en acciones reaccionarias de cualquier lugar del mundo: a principios de este mes hicieron colapsar la plataforma IWatch, un espacio que la policía de Dallas armó para recibir denuncias sobre las protestas que se despertaron tras la muerte de George Floyd.

Otras reacciones homoodiantes traspasaron las redes sociales en distintos lugares del país.

En Córdoba, Alejandro López y Daniel Villena, ex combatientes de Malvinas, fueron el sábado a la tarde hasta el Parque Sarmiento y bajaron la bandera arcoiris que el municipio había colocado por el Día Internacional del Orgullo LGBT+.

“Nosotros vamos a sacar cualquier otro trapo que no represente a la bandera nacional argentina”, dijo Villena en un video que grabaron.

El intendente de Córdoba capital, Martín Llaryora, había anunciado el gesto en sus redes:

“Me parece algo nefasto lo que hizo el intendente. Si el es hincha de Talleres, entonces la semana que viene ¿va a poner una bandera de Talleres?”, dijo Villena al diario La Voz.

Mientras los ex combatientes bajaban la bandera, varias personas se acercaron para frenarlos. “No es intolerancia, es sentimiento patriótico. No es un capricho ni una locura. La sociedad está con nosotros. Somos veteranos que nos sentimos agraviados por esta situación”, dijo Villena.

La situación se repitió el domingo y la bandera arcoiris fue izada y bajada varias veces. Al final, el municipio cedió y en el mastil del Parque Sarmiento quedó la bandera nacional. Eso sí: con la promesa de que pronto colocarán otro mástil con la LGBT+.

En Rosario pasó algo parecido: el domingo, en la Plaza San Martín cuatro hombres vestidos con uniformes militares de combate intentaron frenar que un grupo de militantes LGBT+ izara la bandera arcoiris. Uno de ellos tenía una leyenda de Malvinas en su campera. La bandera de la diversidad se iba a izar con autorización del Concejo Deliberante.

“Fue muy desagradable. En los años de activismo que tengo nunca hubo algo así. Nos impidieron subir la bandera del arcoiris mencionando una ley nacional. Nosotros les dijimos que teníamos autorización del Concejo, que en definitiva es el pueblo de Rosario a través de sus representantes”, dijo Guillermo Lovagnini, referente de la Asociación Civil Vox.

Lovagnini contó que las cuatro personas les dijeron que la bandera de la diversidad era “un trapo” y que “si viene Belgrano los sablea a todos”. La bandera LGBT+ quedó izada debajo de la nacional.

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja