Lo mató un policía que corría a los tiros por San Martín

damianfernandezpituIIIJulia Muriel Dominzain – Cosecha Roja.-

“Riéndonos como amigos

caminando como hermanos

mirándonos como cómplices

amándonos con el alma”

Esa es la estrofa que Damián “Pittu” Fernández y sus tres hermanas tenían planeado tatuarse. Cada uno iba a llevar una parte en la piel. Él había elegido la que dice “amándonos con el alma” y sus deseos eran órdenes. Como era el menor -tenía 18 años- y el único varón, ellas se desvivían por darle los gustos. El domingo 7 a la noche se juntaron a festejar el cumpleaños de la hermana del medio en la casa familiar del barrio Libertador, en el partido de San Martín. Cerca de la medianoche Pittu caminó una cuadra hasta el muro de la calle Ibarburu donde paraba con los amigos. Quería convidarles choripán. Apenas pudieron conversar: el policía bonaerense José Israel Andrade entró al barrio a los tiros y le atravesó la cabeza de un balazo. El oficial declaró que seguía a dos delincuentes y que hubo un enfrentamiento. Los pibes contaron que los disparos iban en una sola dirección.

***

Minutos antes de los disparos dos pibes entraron al barrio a toda velocidad en un auto blanco. Frenaron en la esquina, se bajaron y corrieron por el puente peatonal que cruza el arroyo y que une los barrios Libertador y 9 de julio. Uno dobló para la derecha, el otro para la izquierda y se perdieron en la oscuridad. Atrás venía Andrade en una camioneta del Centro de Prevención Ciudadana de la Bonaerense. Detuvo la marcha, se bajó y empezó a disparar. Según contó a Cosecha Roja Verónica Escobal, la abogada defensora de la familia de Damián, gatilló entre 7 y 9 veces. Cuando empezaron los tiros uno de los amigos de Pittu se tiró atrás del muro y los otros dos se protegieron detrás de la garita del Gauchito Gil. Él no alcanzó a moverse.

Después de los estruendos los vecinos salieron a la calle. Alguien dijo“¡Mataron al Pittu!” y varios gritaron “¡ambulancia!”. Pero los oficiales, en vez de médicos pidieron refuerzos. Minutos después llegaron tres móviles y reprimieron a los vecinos. “Se encontraron 47 casquillos de escopeta”, contó Escobal. Intervino la fiscal Alejandra Alliaud de la UFI 1 que apartó a la fuerza, delegó la investigación a la Gendarmería. Además ordenó que trasladen el cuerpo a la morgue judicial y no a la policial.damianfernandezpituII

Pittu no llegó a saber que River, su equipo, salió campeón de la Sudamericana. “Amigo, debés estar re feliz, 2 a 0, si estuvieras acá estarías descansando a todos los bosteros, se te va a extrañar una banda”, le escribió el miércoles un amigo en el muro de Facebook. Durante el último partido que vio -el de ida contra Atlético Nacional de Colombia-, Pittu gritó desaforado. Quería tatuarse “CARP” (Club Atlético River Plate) pero Jésica, la hermana mayor que lo crió cuando la mamá los abandonó, no lo dejó: ella es bostera y vivían burlándose. Sí lo acompañó cuando se tatuó “Miguel”, el nombre del papá de los cuatro. “Mi viejo es maravilloso, nos da todo. Pittu era parecido a él”, contó a Cosecha Roja Jésica.

“No era como los pibes de su edad que si los abrazás te tratan de cargosa. Estaba lleno de amor y era muy cariñoso con nosotras. Venía en cualquier momento, te agarraba por la espalda y te cantaba un reggaetón”, recordó. Era coqueto, usaba crema y se peinaba con gel. Los miércoles y jueves jugaba a la pelota con los pibes del taller del tío, en donde trabajaba. Y los domingos comía con la familia: papá, las tres hermanas y los cuatro sobrinos. No faltaba casi nunca, salvo cuando la novia lo invitaba a salir. “Me acuerdo que hace unos meses, un domingo a la tarde, pusimos la pava para tomar mate, lo llamó la novia y nos dejó colgadas”, contó Jésica. Desde entonces lo cargaban y el grupo de guatsap que compartían se llamaba “Dami culón, deja tirado”.damianfernandezpitu

***

La causa está en el Juzgado de Garantías número 6 y la carátula es “homicidio agravado por abuso de función de integrante de las fuerzas de seguridad”. Además de Andrade hay una oficial acusada, que también viajaba en la camioneta pero no se bajó. Ambos están en libertad hasta que se terminen de juntar las pruebas. Una de ellas es fundamental: la autopsia podrá confirmar si la bala que le dio en la cabeza a Damián salió de la pistola de Andrade. Para la abogada “fue intencional, violaron el protocolo y no preservaron la vida”. Leonardo Grosso, diputado nacional e integrante de la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional dijo: “Vamos a luchar para que no haya impunidad, para que nuestros pibes estén seguros”.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada