Araceli, te estamos buscando

pintadas008
Marcelo Cisneros cumplió 40 años el 18 de abril. Araceli Fulles, su hermana menor, la del medio de siete, llevaba en ese momento 17 días desaparecida. Hoy ya son 19. “Araceli, aparte de ser mi hermana, es mi ahijada, una persona que se hace querer, simpática, muy bondadosa, muy natural”, dijo a Cosecha Roja por teléfono. Es un hombre de pocas palabras obligado a hablar por una situación extraordinaria.

pintadas015

Hoy, de Araceli sabemos que le gusta el Indio Solari y lo fue a ver a Olavarría el 11 de marzo; que comparte habitación con uno de sus hermanos; que a todo le estampa su firma, “Ara la morocha”; que le gusta besuquear y abrazar a sus sobrinos y que es fanática de River, como su hermano. Cuando era chica, Marcelo la llevó un día a la cancha. “Ella tenía unos 7 u 8 años y yo unos 25. Estaba como loca, gritaba, saltaba. Sigue siendo así con River, es su locura, su pasión. Ahora de grande seguía yendo a todos los partidos: Copa Libertadores, campeonato, todo”.

pintadas007

De Araceli también sabemos que el 1 de abril comió un asado con unos amigos y a las dos de la madrugada recibió un llamado que la hizo levantarse e irse. Nadie sabe quién la llamó ni quién la pasó a buscar. Un par de horas después, alrededor de las 6, le escribió a una amiga, diciéndole que estaba en una plaza con un amigo. Unos diez minutos después, le mandó un audio de whatsapp a su mamá, Mónica, para que pusiera la pava, porque estaba volviendo a su casa, en el barrio Sarmiento de San Martín. “Te amo”, dijo al final. “Araceli siempre se estaba comunicando con mi mamá: dónde estaba, con quién estaba, cuándo volvía –contó Marcelo-. Es muy familiera, muy mamera, mi mamá le hacía todo: le lavaba la ropa, le cocinaba, no es una chica que se maneje sola”.

pintadas009

Mónica puso el agua pero Araceli no llegó y ella enseguida sintió que algo no andaba bien. “No se la tragó la tierra”, diría días después, desesperada. Hizo la denuncia, le dijo a la mujer de Marcelo que su hija no volvía. Era domingo y él pensó que capaz se había quedado en lo de alguna amiga. El lunes, cuando supo que su hermana seguía sin aparecer, empezó a preocuparse. El sábado 1, en Gualeguay, desaparecía Micaela García.

pintadas010

La familia de Araceli denunció la desaparición en la Comisaría 5º de Billinghurst. “Los primeros días fue todo muy lento, todas trabas, con gente que nos daba pistas falsas, nosotros trabajábamos con la policía. Salíamos corriendo a cada rato a la villa 9 de Julio, que está a 15 cuadras, porque nos decían que la habían visto ahí, que estaba parada, que estaba drogada”. La fiscal de la causa es Graciela López Pereyra. Ricardo, el papá de Araceli, dijo en varias entrevistas a los medios que no hay suficientes efectivos destinados a la búsqueda y que la fiscal no acepta ayuda.

pintadas011

La desaparición de Araceli tardó en difundirse: su foto sonriente empezó a circular en los muros de Facebook y en los timelines de Twitter a la par que lo hacían las peores noticias sobre Micela García. “Cuando apareció Micaela los medios empezaron a venir y a estar acá, muchas agrupaciones se acercaron y eso sumó un montón”, contó Marcelo. Para ese momento, ellos ya habían publicado dos números de teléfono donde recibir información. Quemaban de pistas falsas y llamados horribles y él se endureció rápido: “Hay muchos locos. Al principio un tipo me llamó y me dio un golpe muy bajo, diciéndome barbaridades. Hoy ya me puse mucho más fuerte y sigo recibiendo esos llamados de locos y mensajes asquerosos que nos dicen que le están haciendo cosas, que va a aparecer muerta. La policía nos había dicho que eso podía pasar”. Cada llamado se lo pasan a la DDI de San Martín. La hipótesis es que alguien la tiene retenida, porque de otra manera, Araceli ya hubiera vuelto: “Si la hubiera tenido cualquier perejil, ya la tendríamos acá. Estamos hablando de algo muy pesado”.

pintadas012

El 11 de abril, su familia, sus amigos y vecinos fueron a la puerta del Juzgado de General San Martín para pedir por la aparición con vida de Araceli. Unos doscientos militantes de distintas organizaciones se sumaron a un rastrillaje casa por casa. La madrugada del 12, la DDI de San Martín hizo un megaoperativo en la Villa 9 de Julio, en Billinghurst y en Villa La Cárcova de José León Suárez. Revisaron 300 viviendas pero no encontraron nada.

pintadas013

El 17 hubo novedades: el cuerpo canino K9 de la Asociación Bomberos Voluntarios de Punta Alta encontró una pulsera, un arito y un porta cosméticos rosa tirados en Villa Ballester, una zona por la que solía andar Araceli. Para seguir el rastro, a los perros les dieron una plantilla de una zapatilla y una prenda de ropa. Mónica dice que el aro y la pulsera no son de su hija. Sobre el porta cosméticos, donde además había una nota que sí reconoció como escrita por Araceli, no estaba tan segura. Ayer, 19 de abril, los familiares se reunieron con la gobernadora María Eugenia Vidal.

pintadas014

 

Mientras tanto, la búsqueda sigue en San Martín, en los municipios linderos y en la Ciudad de Buenos Aires: hoy al mediodía se hizo una pegatina para estampar la sonrisa y los ojos brillosos de Araceli por todo el centro porteño. El cartel en blanco y negro que cualquiera puede imprimir en su casa y pegar por su barrio dice “Araceli te estamos buscando”.

pintadas016

Fotos: Pablo Caprarulo PDC

 

Emilia Erbetta
Emilia Erbetta

Periodista.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada