Argentina: golpiza policial a un periodista en Salta

gopeado_620El Foro de Periodismo Argentino (Fopea) repudió las agresiones que sufrió anoche el periodista local Santiago Kalinsky mediante el siguiente comunicado:

“FOPEA repudia las agresiones recibidas por Santiago Kalinsky, periodista de FM La Cigarra, de la ciudad de Salta, quien fue golpeado anoche por efectivos de la policía provincial, mientras cubría una manifestación de militantes del Partido Obrero en la plaza frente al edificio donde funciona la Legislatura local.

Los manifestantes protestaban por el aumento de los impuestos municipales ante el intendente Miguel Isa, presente en el lugar para participar de los festejos en conmemoración al Bicentenario de la Batalla de Salta. Por tal motivo, el Jeje del operativo policial, Marcelo Lami, ordenó que se despeje la zona de manifestantes y la policía comenzó a empujarlos con violencia. En el tumulto, un policía intentó quitarle el teléfono celular a Kalinsky, que estaba filmando el accionar policial, el periodista se resistió y recibió por parte del policía varios golpes de puños, uno de los cuales le causo lesiones en la nariz.

Kalinsky fue detenido junto a otros manifestantes y trasladado a la Central de Policía acusado de resistencia a la autoridad. Posteriormente fue llevado al hospital San Bernardo, donde fue revisado por personal médico, tras lo cual fue puesto en libertad en la madrugada de hoy.

Según relató a la prensa el periodista: “La gente estaba quieta aplaudiendo y golpeando cacerolas. Yo los filmaba (a los policías) y les preguntaba quién había dado la orden de reprimir”. “Hubo violencia, pero no en mi caso, yo filmaba y hablaba. Me vinieron a agarrar los policías, me ahorcaron, me lastimaron la nariz, por haberlos filmado y haber argumentado. Me detuvieron sólo por tomar las imágenes”, agregó.

Por otra parte, el periodista Paulo Ávila, de FM Aries realizaba la cobertura periodística para el sitio web de la radio (ariesfmsalta.com.ar) y comentó que la policía le arrebató la cámara fotográfica de la emisora para que no pueda seguir documentado el suceso. Según informó la emisora a Fopea, la cámara no fue devuelta y tampoco la policía respondió a sus consultas. Representantes de la emisora realizaron la denuncia judicial correspondiente.

La Ministra de Derechos Humanos de Salta María Pace dijo a Fopea que puso a disposición de los agredidos los servicios de dicho Ministerio para su inmediata atención.

Fopea reclama la inmediata investigación de lo sucedido en las agresiones contra Kalinsky y el robo de equipos a FM Aries y las sanciones disciplinarias correspondientes a los responsables de ambos hechos. Una vez más es importante señalar que las fuerzas policiales y de seguridad deben ser garantes de la libertad de expresión y de la tarea de los profesionales de prensa, y no ser ellas mismas las que la vulneran.”

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada