Argentina: un hombre mató de tres tiros a su hijo, ¿en legítima defensa?

Por Redacción – Diario Clarín

Golpeó hasta que su padre le abrió la puerta. Según el relato del dueño de casa, el joven estaba muy exaltado y había llegado hasta allí con el único propósito de obtener dinero. Ambos discutieron fuerte y no era la primera vez que ocurría. Pero esta vez la cuestión se agravó a una escala de descontrol y terror sin límites.

El muchacho, de 30 años, amenazó con “matarlos a todos” con una cuchilla.

En el momento en que atacó, su padre le disparó con su arma y lo mató de tres tiros.

El hombre luego se entregó a la Policía por su propia voluntad. Permaneció detenido unas horas y luego lo excarcelaron. Por ahora, sigue en libertad.

Ocurrió el domingo, unos minutos antes de las ocho de la mañana, en Mar del Tuyú, una de las localidades del Partido de la Costa. Según relató a Clarín una fuente del caso, Martín Iturrieta, de 30 años, llegó hasta la casa de la calle 59 entre 6 y 7, a siete cuadras de la playa, donde vive su padre Roberto Iturrieta con su actual pareja y la hija de ambos, de 5 años.

“Rompió los vidrios del frente de la casa y luego todo lo que tenía a su paso. Quería plata. Les exigía plata y no quería otra cosa”, contó una fuente policial. “Como estaba exaltado, muy violento, el hombre y su familia se refugiaron en la habitación” , dijo. El joven los amenazaba con una cuchilla de cocina.

“El chico estaba viviendo con su padre porque estaba mejor, pero parece que al terminarse la temporada (de verano) y dejar de trabajar volvió a consumir y estaba fuera de sí”, relató en diálogo con este diario Javier Aversa, abogado de Iturrieta padre, de 57 años.

Con peritajes y distintas medidas se intenta determinar qué es lo que ocurrió luego. El relato de las fuentes indican que “al sentirse amenazado, el hombre, que tenía un arma en su cuarto, disparó y le acertó tres balazos, uno de ellos, en el tórax, mortal” .

Martín Iturrieta tenía antecedentes de adicciones y alcoholismo y había estado internado en centros de rehabilitación . A fin de este mes debía reintegrarse. La misma fuente contó que no era la primera vez que padre e hijo tenían problemas.

“Por lo que pudimos averiguar –explicó el jefe policial–, este hombre ya había hecho de todo por su hijo. Lo había llevado a psicólogos y lo habían derivado a granjas de rehabilitación”.

Roberto Iturrieta, vendedor ambulante conocido en el balneario, se entregó horas más tarde en la comisaría de Santa Teresita. Con él llevó el arma que utilizó, una Magnum 357. Estuvo demorado unas horas y luego fue liberado. El caso quedó en manos del fiscal Martín Prieto, de la UFI 2 de Mar del Tuyú, y del Juzgado de Garantías N 1 de Dolores, a cargo de la jueza Laura Elías.

Quedó caratulado como “homicidio agravado por el vínculo” e Iturrieta permanece en libertad a partir de un pedido de eximición de prisión que presentó su abogado. La cuestión es que el Juzgado de Garantías lo denegó, pero fue apelado a la Cámara de Dolores.

En tanto, el abogado del hombre imputado por el crimen de su hijo anticipó que pedirá que la causa cambie a “homicidio en legítima defensa con el atenuante de emoción violenta”. Y agregó: “Lo más triste de todo es que mientras el chico intentaba matar a la nena, la chiquita, como lo tenía mucho afecto, quería ir con él…”.

Foto: cadenaentrerriana.com.ar

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada