Colombia: el sospechoso del ataque con ácido buscaba “novia con urgencia”

Vega, sospechoso del ataque con ácido

Cosecha roja.-

Jonathan Vega Chávez buscaba “una novia con urgencia” y sufría de esquizofrenia. Así lo describió un amigo al joven capturado en Bogotá por ser el presunto agresor de Natalia Ponce de León, la chica atacada con ácido en la cara diez días atrás.

Juan Sebastián Lozano, el amigo que lo conoció en un retiro espiritual, recuerda que Vega hablaba solo, caminaba alrededor del lugar pero no hacía nada que mostrara su enfermedad. La conocía a Natalia desde la infancia.

En la nota que el mismo Lozano firma en el portal colombiano Cartel Urbano lo describe como alguien ansioso que fumaba compulsivamente y que no podía quedarse quieto en un solo lugar. “Parecía incapaz de matar una mosca. Sin embargo, sí parecía estar rodeado por una nube negra”, dice para contrastar lo anterior.

En Colombia los ataques con ácido son una nueva forma de agredir mujeres. Ponce de León había bajado al lobby del edificio donde vive para atender a un hombre que se presentó como “un ex novio”. Barrió el lugar con la mirada y tras no reconocer a nadie recibió una mezcla de ácido sulfúrico y pegamento en la cara. Era viernes 27 de marzo en Bogotá.

Al caso de Natalia se suman otros igual de absurdos y despiadados. Gina Potes tenía 20 años cuando tocaron al timbre de su casa. Ella abrió la puerta y un hombre le vació un tarro con ácido sulfúrico y le gritó: “Eso le pasa por ser tan bonita”. Recuerda que despertó en la cama de un hospital y que desde entonces ha pasado 24 veces por el quirófano para tratar de reconstruir su rostro. “Yo todavía me estoy recuperando”, dice como quien no claudica, como quien nunca abandonará la lucha.

El sábado 5 de abril, al día siguiente de la captura de Jonathan Vega Chávez, Inés Carrillo de 47 años fue atacada con ácido en la espalda mientras cerraba un local comercial. El domingo 6 Luz Adriana Jurado de 43 fue quemada en el rostro y el cuerpo. Ya son tres las mujeres agredidas con ácido en sólo diez días.

¿Por qué #!?&% sigue pasando esto? Se preguntan en Facebook los amigos de Natalia. Los jóvenes crearon el grupo Todos con Natalia Ponce de León que ya tiene 24.372 seguidores y que crece a un promedio de 30 likes cada cinco minutos.

Con el hashtag #fuerzanataliaponcedeleon sus amigos y familiares marcharon el último viernes en el Parque Virrey de Bogotá, crearon una cadena de oración por su pronta recuperación y una cuenta bancaria para los interesados en aportar fondos.

“Realmente esto que está pasando es una calamidad de las más atroces. Le quitaron el rostro a mi hija. Ella realmente no entiende qué pasó. Lo único que nosotros pedimos es justicia. En el dolor que nosotros sentimos no hay clase social. No hay absolutamente nada;  sólo hay dolor y destrucción”, dijo la madre de Natalia, Julia Gutiérrez de Piñeres, mientras lloraba junto a su hijo que le sostenía la mano derecha.

Natalia Ponce de León. Semana

Desde 2004 se han registrado 926 ataques con ácido en Colombia, de ellos 565 fueron contra mujeres. La Ley 1639 de 2013 que incrementó las penas por este delito, castiga a con condenas de 6 a 10 años de cárcel si las agresiones son transitorias, y de 10 a 16 si los ataques fueron en el rostro o el cuello.

El abogado de la familia Ponce de León, Abelardo de la Espriella, declaró que la recompensa de 5 millones de pesos (2.500 dólares) ofrecida por la policía es “irrisoria” y que su firma de abogados en conjunto con los familiares de la víctima ofrecerá una suma cuantiosa de dinero para quien entregue información que permita la captura del responsable.

Natalia Ponce de León fue modelo de comerciales para televisión colombiana, es graduada en medios audiovisuales del Politécnico Grancolombiano y dirige una empresa familiar de confecciones. Fuentes cercanas a la familia describieron a la joven de 33 años como “brillante y rigurosa”. Reemplazó a su madre en el negocio desde hace cuatro años que llegó de Londres. “Ella era mi compinche y la que trabajaba”, dijo Julia Gutiérrez de Piñeres, quien requiere de un tanque de oxígeno para respirar.

El abogado De la Espriella había adelantado que las autoridades tenían identificado al responsable del ataque. “No descansaremos hasta que se haga justicia”, aseguró.

Fotos: Semana

 

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada