Córdoba: Piden bajarle la pena al condenado por vender un porro

Cosecha Roja.-

Un hombre que vendía pequeñas cantidades de marihuana en un barrio pobre de la capital cordobesa fue condenado a cuatro años de prisión por un tribunal oral. Ahora, el fiscal de Casación Javier De Luca pidió que se baje la pena por considerarla “desproporcionada” con el delito cometido. En diálogo con Cosecha Roja De Luca explicó que tuvo en cuenta la escasa cantidad de droga secuestrada y su baja calidad y el hecho de que el condenado tiene cinco hijos a su cargo. “Esta no es forma de combatir el narcotráfico”, apuntó.

Durante un mes, un oficial de la División de Drogas Peligrosas de Córodba investigó a Mauricio R. El hombre vivía en una precaria casa del barrio Sol Naciente de la capital provincial. El policía detectó que en ese domicilio había “movimientos característicos de la compra y venta de estupefacientes (pasamanos, rápidos intercambios, actitud alerta, etc)”.

El 12 de agosto de 2010, alrededor de las 15.30, la policía detuvo a un joven que acababa de comprarle un porro a Mauricio R. Un par de horas más tarde, con una orden judicial se allanó la casa y se secuestraron 7,5 gramos de marihuana, una cantidad que permitiría armar no más de 10 cigarrillos.

Mauricio R. fue detenido y juzgado por el Tribunal Oral Federal Nº2 de Córdoba, que lo condenó a cuatro años de prisión por comercialización de estupefacientes. La pena aplicada es el mínimo que establece la ley 23.737 para este delito.

El fiscal ante la Cámara de Casación Penal, Javier de Luca, pidió que se reduzca la condena a tres años de prisión en suspenso. Consultado por Cosecha Roja, el fiscal explicó que se trataba de un pequeño traficante que vendía en escala minorista. “Tenía menos de diez gramos y le acababa de vender un porro a alguien. No es Pablo Escobar Gaviria. Una pena de cuatro de prisión es una locura”, dijo. “Este hombre es un marginal total, esta no es forma de combatir el narcotráfico”, agregó.

En su dictamen, el fiscal sostuvo que la condena “vulnera el principio de culpabilidad” que “impone que la sanción sea proporcionada al hecho cometido”. También destacó que el hombre no pertenece a una organización dedicada al narcotráfico sino que vende “droga al menudeo, en su domicilio y en pequeñas cantidades”. Por otra parte, agrega que se trataba de marihuana y no otra droga “de mayor poder adictivo y lesivo para la salud”, cuya concentración de THC no superaba el 3 por ciento.

Además, el fiscal pidió que se tenga en cuenta que Mauricio R. no cuenta con antecedentes penales y tiene “una situación económica estrecha” y se hace cargo de cinco hijos menores de edad.

La Cámara de Casación Penal deberá decidir si hace lugar al pedido del fiscal. En caso de rechazar la reducción de la condena, la defensa tendría derecho a apelar y el caso podría llegar hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada