Cosecha Roja en Radio Mitre

“La investigación sobre el caso Candela estuvo orientada a preservar a la policía y encubrir el narcotráfico en San Martín”, afirmó Sebastián Hacher, editor de Cosecha Roja, en una entrevista realizada por Jorge Lanata en Lanata Sin Filtro, por Radio Mitre. Hacher también respondió sobre el  asesinato de un colombiano ayer por la noche en el barrio de La Recoleta.

Jorge Lanata: ¿Qué pasó ayer en Recoleta?

Sebastián Hacher:Se sabe que era un colombiano que tenía cinco mil dólares y alrededor de treinta chips de celulares en su coche. El asesino fue muy certero: el primer tiro se lo dio en la cabeza y los otros tres en la espalda, mientras la víctima estaba en el piso. El sicario estaba en una moto nueva, recién comprada, que la dejó abandonada porque apareció un policía que estaba a cincuenta metros del lugar y se acercó a ver que pasaba. El sicario tenía un arma, una Bersa 9 mm Thunder, un arma bastante precisa, que la descartó cuando corría hacia la avenida Santa Fe. Todavía no hay una hipótesis clara pero ya empezaron a circular los rumores. Una de las teorías es que puede tener algo que ver con un secuestro de cocaína que hubo hace dos semanas, que se le llamó operativo Luis XV. Se desarticuló una banda que estaba liderada por colombianos y tenía una estructura bastante grande. Era un grupo que tenía 42 empresas e inversiones por cincuenta millones de dólares en Argentina.

JLEl tema de los sicarios, ¿es azaroso o están empezando a darse cada vez más seguido en Argentina?

SH: Los sicarios aparecen cuando están ligados a disputas entre carteles grandes. No es algo que uno lo vea todos los días, pero siempre que hay delaciones  entre bandas, aparecen estos personajes. Siempre surgen detrás de estos grandes hechos, donde caen bandas colombianas o mexicanas, que suelen usar a la Argentina como plataforma para exportar cocaína a Europa.

JL¿Se trata de personas que vienen a Argentina y se van?

SH: Las bandas de afuera no tienen confianza en los killers locales. Trabajan con su propia gente. Es un trabajo que tiene que ser preciso y limpio y quizás enla Argentina no tenemos mano de obra tan calificada. Lo que hacen ellos es traer el asesino de afuera y contratar bandas locales para que le hagan la infraestructura. En el Unicenter, una de las hipótesis era que había un sicario colombiano, pero que toda la infraestructura la había hecho la barra-brava de Boca.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada