Crecen las sospechas por niña desaparecida en Río Negro

belen duranBelén tiene dos años y medio y padece síndrome de Down. Vive con sus padres y su hermanito en una casa que está a 100 metros de la costa del Limay en el barrio Río Sol del paraje Las Perlas, a 15 km del centro de Cipolletti. El sábado la vieron por última vez alrededor de las 15:50. El padre estaba en el interior de la casa con la otra criatura y la mamá salió a sintonizar una antena de televisión digital. La niña jugaba en el patio. Fue en ese momento cuando desapareció.

Desde entonces la búsqueda ha sido intensa. Se realizaron rastrillajes con el equipo de buzos de los Bomberos, Prefectura Naval, la división Canes y policías de toda la jurisdicción.

Las fuerzas de seguridad continuaron buscando ayer por agua y por tierra. La familia cree que “alguien la levantó y se la llevó”, aunque los investigadores tienen la presunción de que la niña cayó al Limay. “No tenemos ningún elemento para orientar la investigación a un hecho delictivo puntual, ninguna hipótesis se desecha. Vamos a trabajar todos aquellos comentarios, denuncias y dichos que nos permitan llegar hasta ella”, aseguró ayer el gobernador Alberto Weretilneck.

El ministro de Gobierno Luis Di Giacomo estuvo ayer junto al gobernador y consultado por los periodistas manifestó que existe un testigo, que es un niño, que vio cuando la nena se caía al agua.

El fiscal Oscar Cid, que recibió la denuncia por la desaparición, está analizando varias hipótesis e incluso recibió en su despacho versiones de gente que cree haber visto a la nena en Neuquén, camino a Bariloche y hasta en Córdoba. “Son rumores y debemos trabajarlos con muchísima precaución”, indicó uno de los investigadores.

Abel y Paola, los padres de Belén, mencionaron que una mujer de Neuquén les dijo haberla visto en una camioneta Peugeot de color blanco, junto a dos hombres. También dijeron que un vehículo de similares características habría salido de una zona cercana al lugar donde el sábado desapareció la pequeña.

“Ella no camina mucho, cuando va conmigo me pide que la lleve en brazos”, relató la madre a la radio LU5 y descartó que pueda haber llegado hasta las aguas del río. La mujer dijo que en los rastrillajes “ninguno de los perros llegaba hasta el río, salían como para el barrio”. Para la familia “alguien la levantó y se la llevó”. “Fue algo muy rápido. Como si se la tragara la tierra”, declaró Paola.

Con efectivos de la Regional Quinta y personal de distintas dependencias y bomberos de Plottier, Cinco Saltos y Allen, se montaban nuevamente las tareas de búsqueda. Para hoy se tenía previsto avanzar hacia los balnearios neuquinos por la costa del Limay.

Como el caso tomó trascendencia nacional, varias personas se comunicaron con la familia para aportar versiones sobre el paradero de la niña. En la Fiscalía de Cipolletti ayer se recibieron esas informaciones y cualquier otro dato puede aportarse al teléfono 0299 – 154700316. Este celular será monitoreado por personal judicial.

(Con información y foto del Diario Río Negro)

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada