El Club de los 8: los narcos mexicanos que nadie puede atrapar

Sin Embargo.-

Los principales capos de distintas organizaciones criminales siguen gozando de gran impunidad.

Luego del llamado “duro golpe al cártel del Golfo a tres meses de cambiar de Presidente”, realizado el martes 4 de septiembre con la detención de Mario Cárdenas Guillén, “El Gordo”, muchos simpatizantes de Felipe Calderón resaltaron los “logros” de la guerra desatada por el Gobierno federal. Pero otros cuestionan las graves deudas de esta guerra, aparte de los más de 70 mil muertos: que jamás alcanzó, en seis años, la élite del narcotráfico. Los principales capos de distintas organizaciones criminales siguen gozando de gran impunidad, entre ellos, los personajes que a continuación presentamos:

1. ”El Chapo” Guzmán

Uno de los máximos dolores de cabeza del sexenio y también un posible “trofeo” si llegase a ser detenido, así es considerado el líder del Cártel de Sinaloa, quien ha sido el capo al que más se ha empeñado en capturar el gobierno federal sin éxito alguno.

Desde su fuga en 2001 del Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) de Puente Grande, se ha convertido en uno de los hombres más buscados a nivel mundial y en este sexenio las autoridades han estado “a punto de lograr su captura”.

Durante su precampaña en busca a la candidatura presidencial del PAN, Ernesto Cordero, uno de los personajes cercanos al presidente, dijo: “Con respecto al tema del Chapo, el Chapo está en la lista (de los delincuentes más buscados), y seguramente vamos a ir por él y lo vamos agarrar, como hemos agarrado a los otros 24 que estaban libres a inicio de esta administración, lo vamos agarrar”.

El 13 de marzo pasado, diversos medios revelaron que la Policía Federal estuvo cerca de capturar a Joaquín Guzmán Loera en una mansión de Los Cabos, un día después de que la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, se reuniera con decenas de cancilleres en la misma ciudad.

Dos días más tarde se detalló que Guzmán Loera tendría un encuentro en el punto turístico con una prostituta, informó Cuitláhuac Salinas Martínez, titular de la Subprocuraduría en Delincuencia Organizada (SIEDO). 

El funcionario explicó que la sexoservidora fue llevada a una casa el 18 de febrero, pero se le presentó su menstruación y ya no pudo atender a su cliente, por lo que el operativo de las autoridades se vino abajo.

Un mes después, Los Angeles Times aseguró que “si el Gobierno Federal logra capturar a ‘El Chapo’ Guzmán, tal acción le daría un impulso al presidente Calderón y a su partido (PAN) ante los ojos de los votantes en la elección presidencial de julio”, pero esto no ocurrió y la candidata presidencial del blanquiazul, Josefina Vázquez Mota, se ubicó en tercer lugar tras los comicios. 

También Vázquez Mota se unió a las promesas de recapturar al narco y el 31 de mayo aseveró que de llagar a Los Pinos llevaría a la cárcel al narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, al exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, y a Javier Villarreal Hernández, extesorero de Humberto Moreira.

La declaración de LA Times se dio meses más tarde de que The Washington Post aseverara que el Jefe del Ejecutivo “está desesperado por atrapar a su némesis, el capo mayor del cártel de Sinaloa, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, y probarse a sí mismo que es un líder ganador, y superar así la crecientemente impopular guerra que podría costarle la presidencia a su partido”.

Tal sería la presunta desesperación que el 21 de junio de este año, la administración calderonista se hundió en el ridículo al dar a conocer la supuesta detención de uno de los hijos de “El Chapo”. La Secretaría de Marina informó que Jesús Alfredo Guzmán Salazar, el supuesto narcotraficante, fue aprehendido en Jalisco con base en labores de inteligencia, horas más tarde, la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) felicitó al gobierno de México por la “exitosa aprehensión” de Guzmán Salazar; sin embargo, la misma DEA confirmaría el falso parentesco.

“De ninguna manera es el hijo de esta persona (‘El Chapo’). El señor que detuvieron se llama Félix Beltrán León y es una persona totalmente ajena a quien pretenden las autoridades de la Marina y fue detenido junto con otra persona (Kevin Daniel Beltrán Ríos, su medio hermano) que tampoco tiene nada que ver”, dijo el abogado del inculpado a los medios, que también escucharon las versiones de la madre del joven, quien aseguró que no tenía “nada que ver con ese señor (Guzmán Loera)”.

Por otro lado, luego de que el 19 de agosto pasado Calderón revelara que al principio de su gobierno fue blanco de un atentado, Milenio publicó que ”El Chapo” Guzmán e Ismael “El Mayo” Zambada estarían detrás del intento de ataque contra el mandatario.

2. ”El Mayo” Zambada 

Amigo y compadre de Joaquín “El Chapo” Guzmán, es uno de los líderes del cártel de Sinaloa.

El 19 de marzo de 2009 recibió un duro golpe tras la captura de su hijo Vicente Zambada Niebla, alias “El Vicentillo”, quien fue capturado por el Ejército Mexicano en la Ciudad de México junto con cinco personas más. Sería extraditado a Estados Unidos el 18 de febrero de 2010.

Pese a la captura de su hijo, “El Mayo” se mostró confiado y al “natural” en 2010, cuando el periodista Julio Scherer García lo entrevistó. Ambos personajes aparecieron abrazados en la portada del semanario Proceso No. 1744.

En la conversación que tuvo con el comunicador, el capo aseguró que la guerra emprendida por el gobierno mexicano contra el narcotráfico “está perdida” porque “el narco está en la sociedad, arraigado como la corrupción”. “El problema  del narco envuelve a millones” y los reemplazos de los delincuentes “ya andan por ahí”, expresó.

Pese a sus 64 años, “El Mayo” parece no querer dejar la escena del narcotráfico y continúa dando de qué hablar, sin ser capturado en plena lucha contra el crimen organizado.

3. ”El Azul”

Diversas biografías y medios aseguran que Juan José Esparrogoza Moreno ayudó a “El Chapo” tras su fuga. En 2003 fue acusado de tráfico de drogas en una corte del Distrito de Texas y actualmente es buscado tanto en México como en Estados Unidos, país que lo incluyó en su “lista negra” y congeló gran parte de sus bienes recientemente.

Uno de los embates más duros a “El Azul” no se dio por parte del gobierno mexicano, sino del estadounidense que el 24 de julio pasado anunció, a través del Departamento del Tesoro, la imposición de sanciones contra nueve empresas, cuatro presuntos socios, cuatro hijos y dos de las esposas de Esparragoza Moreno.

La acusación contra los familiares y socios del narco revelan que sus cuatro hijos y su madre, junto a Juvencio Ignacio González Parada, usaban empresas para lavar dinero del cártel de Sinaloa bajo la fachada de Residencial Provenza y de un centro comercial en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco.

También se dio a conocer que en Sinaloa, “El Azul” cuenta con diversos negocios, al menos siete, dedicados a la distribución de gasolina y a la prestación de servicios automotrices.

4. Vicente Carrillo Fuentes, “El Viceroy”

Hermano de Amado Carrillo Fuentes, alias “El señor de los cielos” y fundador del cártel de Juárez, actualmente es el líder de este grupo criminal.

El 1 de abril de 2009 su sobrino Vicente Carrillo Leyva fue detenido en la Ciudad de México mientras se ejercitaba en un parque de Bosques de las Lomas, con lo que se suponía la pronta captura de su tío, pero esto no pasó.

Otro duro golpe a la dinastía Carrillo ocurrió a mediados de 2011 con la captura de José Antonio Acosta Hernández, “El Diego”, líder de La Línea, brazo armado del cártel de Juárez. Según un informe de la agencia Stratfor difundido el 3 de agosto de 2011, esta detención pudo “conducir a la pérdida del control de esta célula sobre el corredor de contrabando en Ciudad Juárez”.

Con la captura en abril de 2012 de Luis Guillermo Castillo Rubio, “El Pariente”, presunto responsable de instalar campamentos de adiestramiento para sicarios de La Línea, parecía estar cerca el fin del cártel de Juárez pues reveló que Vicente Carrillo Fuentes se había quedado solo.

El Pariente” aseguró que Carrillo presuntamente ya no contaba con apoyo ni hombres de confianza, estando vulnerable ante una posible detención, pero hasta la fecha ésta no se ha dado.

Según reportes oficiales además de las detenciones, el cártel también ha ido “perdiendo terreno” en actividades de trasiego y distribución de droga frente al cártel de Sinaloa.

5. ”El Lazca” o “EL Z-3?

Heriberto Lazcano Lazcano es considerado uno de los líderes de Los Zetas. De joven se enroló en el Ejército, pero lo abandonó para entrar en la vida criminal, según distintos medios y biografías, como parte del cártel del Golfo, del que se desprendió el que fue considerado su brazo armando: Los Zetasgrupo comandado en un principio por otro ex militar: Arturo Guzmán Decena, “El Z-1?.

De acuerdo con un perfil criminal elaborado por la PGR con base a testimonios de personas que lo conocen, Lazcano “es proclive a la violencia y a la traición”. También se ha dicho que posee un rancho con leones y tigres a los que suele arrojar algunas de sus víctimas, según un reportaje de ‘The Dallas Morning News citado por Univisión. 

Según informes de Proceso, “El Lazca” se disputaría el control de Los Zetas con Miguel Treviño Morales, “El Z-40?, quien incluso “podría traicionar y hasta entregar a ‘El Lazca’, el único de los militares de élite que sigue en la organización”, señala una publicación del semanario del 19 de julio pasado. 

Las autoridades de Estados Unidos ofrecen hasta cinco millones  de dólares por información que lleve a su captura, mientras que en México existe una recompensa de 24.6 millones de pesos.

6. ”El Coss”

José Eduardo Costilla Sánchez, ex agente de la Policía Ministerial de Tamaulipas, es uno de los líderes del cártel del Golfo, grupo criminal que, de acuerdo con un reportaje de Jorge Carrasco Araizaga publicado en Proceso, se encuentra “fracturado” desde la caída de Ezequiel Cárdenas Guillén el 5 de noviembre de 2010, dividiéndose en dos fracciones: la de Los Rojos, fieles a la familia Cárdenas, y la de Los Metros, controlados por “El Coss”.

Sin embargo, luego de la detención el 4 de septiembre de Mario Cárdenas Guillén, “El Gordo”, el último de los hermanos de Osiel Cárdenas que mantenía una posición de liderazgo en el cártel del Golfo, el control de éste parece recaer totalmente en “El Coss” o por lo menos eso afirman algunos medios.

Pese a que también es buscado por la justicia de Estados Unidos, continúa prófugo de la justicia.

7. ”El Z-40?

Empezó a trabajar para Osiel Cárdenas Guillén y después se convirtió en uno de los líderes de Los Zetas.

El 12 de junio pasado The New York Times reportó que autoridades de Estados Unidos habían logrado la captura de José Treviño Morales, hermano de Miguel Ángel, y quien dirigía un criadero de caballos de carreras en Oklahoma, a través del cual se “lavaron” millones de dólares.

De acuerdo con el diario neoyorquino, ambos hermanos fundaron en la Unión Americana un negocio exitoso de cría de caballos pura sangre llamado Tremor Enterprise, mismo que les permitió blanquear dinero proveniente del narcotráfico.

El rotativo también señala que que el grupo criminal pagó en un sólo día más de un millón de dólares por dos yeguas para cría.

Presuntamente una de las actividades preferidas de Treviño es presenciar carreras de caballos, mismas que a veces organiza, indica el periódico.

Pese a la detención de su hermano, Miguel Treviño continúa libre y es buscado en México, así como en los Estados Unidos por homicidio y tráfico de drogas.

8. ”La Tuta”

Servando Gómez  Martínez fue profesor de primaria antes de incursionar en el mundo del narcotráfico, donde actualmente es líder de Los Caballeros Templarios.

“Es uno de los hombres más violentos  al grado de ser capaz de asesinar sólo porque quien le leía las cartas del tarot le revelaba que supuestamente alguien lo traicionaba”, detalla un expediente de la PGR sobre la personalidad de Gómez Martínez.

El 8 de diciembre de 2010 El Universal reveló que de acuerdo con información contenida en el portal del Cumplimiento del Artículo 9 del Presupuesto de Egresos de la Federación, en la página electrónica de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Servando Gómez tenía hasta esa fecha una plaza de docente y en el primer trimestre de 2010 recibió ingresos brutos por 51 mil 811 pesos.

Meses más tarde, en julio de 2011, distintos medios aseguraron que más de dos mil elementos de la Policía Federal apoyados por unidades blindadas y artilladas, además helicópteros eran enviados a Michoacán con el objetivo de detener a “La Tuta”, quien supuestamente ya había sido ubicado, pero la detención jamás ocurrió.

 

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada