El femicida de Humahuaca ahorcó a la hija y golpeó a la mujer

humahuacaCosecha Roja.-

A Joselín, de tres años, la ahorcaron con un cable coaxil. A su mamá Belén la golpearon en la cabeza. Así encontró la policía la escena en la casa del barrio Tupac Amaru, en Humahuaca. El único sospechoso es el papá de la niña, un hombre de 22 años que desde ayer está detenido. La justicia lo procesó por el crimen de la hija y el intento de femicidio de la esposa.

Los policías de la Comisaría 15 encontraron el cuerpo el martes a la madrugada, pasadas las 4 de la mañana, en una vivienda del barrio Tupac Amaru. Según los agentes, la niña fue ahorcada con un “elemento similar a un cable o soga”. Los médicos forenses de la morgue judicial de Jujuy trabajaban desde ayer en la autopsia, como confirmó a Cosecha Roja el fiscal  Gustavo Araya. Hoy confirmaron que Joselin murió a causa de “asfixia por ahorcamiento mecánico”.

En la casa también estaba Belén. Los policías la encontraron golpeada y la llevaron al Hospital Pablo Soria de San Salvador de Jujuy y sigue internada en observación y fuera de peligro. Ella lo había denunciado por violencia de género y había intentado separarse.

Wilfredo Soruco, el imputado, quedó detenido en la Brigada de Investigaciones, sospechado de haber ahorcado a su hija y haber golpeado a su mujer. A la mañana lo trasladaron a la unidad penal del barrio Gorriti de la capital jujeña por orden del juez Gastón Mercau y esta tarde el fiscal Gustavo Araya le tomaba declaración.

El hombres es oriundo de la localidad humahuaqueña de Coctaca. Después del crimen y la golpiza, Soruco intentó ahorcarse con una cable parecido al que mató a Joselin. Como no lo logró, escapó y se refugió en la casa de la madre con la excusa de que hubo un “accidente”. Poco después la policía lo detuvo. La justicia lo imputó por “homicidio calificado por el vínculo y femicidio en grado de tentativa”.

En la escena del crimen trabajó personal de la División Homicidios de la Brigada de Investigaciones y de Criminalística de la Policía de Jujuy y peritos del Poder Judicial para que trabajen en la escena.

***

Según el informe de Investigación de Femicidios en Argentina que elabora La Casa del Encuentro, entre el 1 de enero y el 31 de octubre, 252 hijas e hijos de mujeres asesinadas por violencia de género quedaron huérfanos y hubo 36 víctimas colaterales de femicidio (hombres y niños) que quedaron en medio de la ‘línea de fuego’. En 15 de los casos, las mujeres ya habían denunciado al maltratador.

Si necesitás ayuda, podés llamar al 144 o al 0-800-66-mujer [ambas funcionan todos los días, las 24 horas]. También podés comunicarte con la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación al 011 4123-4510 o al 137 si estás en Buenos Aires, Posadas, El Dorado o Resistencia. Si es una emergencia, llamá al 911.

Foto: El Tribuno

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada