El problema mundial de la droga no existe

marihuanaUruguayCosecha Roja.-

Miguel Ángel Durrels apareció ahorcado en la comisaría 1° de Pilar y la familia sospecha que lo mataron: lo había detenido la policía con 80 gramos de cannabis. Alexis Torrijos pasó seis meses preso por 15 gramos de marihuana. Kevin Hoistacher cruzó la frontera entre Rusia y Finlandia con medio gramo de porro y pasó seis meses preso sin entender el idioma. “El problema mundial de la droga no existe: no es lo mismo ser consumidor que cultivador de opio en Afganistán o de cannabis en California”, dijo Guillermo Aureano, docente de la Universidad de Montreal en la 13° Conferencia Nacional sobre Políticas de Drogas organizada por la Asociación Civil Intercambios.

Los partes policiales siempre empiezan más o menos de la misma forma: un masculino camina por la estación de tren, la plaza o una esquina oscura en “actitud sospechosa”. Cuando el pibe se cruza con un policía, pega media vuelta y trata de escapar. El oficial lo persigue, lo requisa, le encuentra un cigarrillo de marihuana y lo detiene.

En Argentina todavía está pendiente la reforma ley de drogas 23.737 porque el fallo Arriola no alcanza: “No nos pueden detener ni torturar más un pibe por consumo de sustancias. Hay que unificar criterios para que la fuerza no puedan abusar del poder”, dijo Horacio Pietragalla en la última reunión local antes de la Sesión Especial de la Asamblea de Naciones Unidas sobre drogas (UNGASS), que se hará en marzo de 2016.

intercambios

Cuando los casos llegan a los tribunales, los jueces los liberan basándose en la jurisprudencia del Fallo Arriola de 2009 en el que se consideró inconstitucional la persecución penal de quien consume drogas sin perjudicar a terceros. Por ese resolución liberaron a Alexis Torrijos en junio del año pasado. Pero las causas llenan la justicia: según el estudio que hizo el fiscal Federico Delgado, de 277 causas relevadas, el 73% (203 casos) de las detenciones eran por infracción a la ley de drogas.

El nuevo Secretario de la Sedronar Gabriel Lerner dijo durante la apertura: “Las políticas sociales deben evitar la criminalización de usuarios de sustancias”. Aunque hubo cambios hacia dentro del Estado “hay que reformar la ley”.  Mariano Gutiérrez, docente de la cátedra Delito y Sociedad de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA invitó a preguntarse por qué el paradigma prohibicionista sigue vigente: “¿Qué es lo que les da tanta fuerza?”, dijo. Perseguir al consumidor y combatir la violencia con más violencia son estrategias de un paradigma que ya fue. La “guerra contra las drogas” no funcionó, sólo generó más muertos.

Según la ministra de Seguridad de la Nación Cecilia Rodríguez, “perseguir el menudeo tiene escasos resultados a la hora de desbandar a las redes de narcotráfico”. La Presidenta de Intercambios Asociación Civil Graciela Touzé criticó laspolíticas represivas e indicó que son lo que genera “marginalización, estigmatización y discriminación”. También pidió que se incorpore la perspectiva de género en las reformas.

intercambios 2

Laurana Malcalza, Coordinadora del Observatorio de Violencia de Género de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, se refirió a los impactos negativos de la desfederalización sobre las mujeres y la población trans y travestis. La cantidad de mujeres detenidas por delitos de drogas en Provincia de Buenos Aires aumentó y  “nunca tienen contacto con sus defensores“. Para el Director Ejecutivo de la Asociación Pensamiento Penal Mario Juliano, “la orientación a la criminalización de la tenencia para consumo nos lleva a interrogar acerca del sistema penal como alternativa para este tipo de conflictos”.

El fin del paradigma prohibicionista ya lo habían concluido los líderes de Latinoamérica en la VI Cumbre de las Américas en Cartagena de 2012. En Uruguay se legalizóel cultivo y la compraventa de marihuana con control estatal. En Chile, la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de Chile aprobó un proyectopara legalizar el autocultivo de cannabis con ‘fines espirituales, medicinales y recreativos’, y despenalizar la tenencia de hasta diez gramos de marihuana por persona. En Colombia el Senadoaprobó el primer debate para legalizar la marihuana medicinal.

Pero el panorama de la región todavía sigue negro. La semana pasada lanzaron la campaña global #ApoyeNoCastigue (#SupportNotPunish) que promueve, en 150 ciudades del mundo, que las políticas de drogas prioricen la salud pública y los Derechos Humanos. La Sesión Especial de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre drogas de 2016 será una oportunidad de volver a debatirlo.

Foto: Camila Chaia

Fotos conferencia de prensa: Intercambios Asociación Civil

[Nota publicada el 3/7/2015]

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada