En Medellín temen que se dispare violencia por captura de ‘Valenciano’

Por Redacción – Diario El Tiempo

La captura de Maximiliano Bonilla, alias ‘Valenciano’, uno de los jefes de la llamada ‘oficina de Envigado’, no será relevante en la recuperación de la seguridad en Medellín, según analistas de la violencia en la ciudad.

Es más, podría incrementarla porque, según el director de la Corporación para la Paz y el Desarrollo Social (Corpades), Fernando Quijano, ‘Valenciano’ desde hace tiempo hizo una alianza con ‘los Urabeños’, les cedió territorio y se retiró del combate con ‘Sebastián’ (Erickson Vargas), el otro jefe de la ‘oficina de Envigado’, quien en este momento podría tener el control sobre el 80 por ciento de los ‘combos’ de la ciudad”.

Con este control, ‘Sebastián’ se convirtió en el nuevo jefe criminal de Medellín.

Lo que se teme es que ‘los Urabeños’ arreciarán la guerra con ‘Sebastián’ para recuperar el territorio que este le quitó a ‘Valenciano’.

“Para, desde la parte alta de la ciudad, penetrar los corregimientos de Medellín, como San Cristóbal, Santa Elena, Altavista, San Antonio de Prado, y algunos municipios aledaños, como Itagüí y Envigado”, afirma Quijano.

Explica que ‘los Urabeños’ tienen formación militar, pues muchos son ex miembros de la guerrilla o ex paramilitares. Se sabe que tienen prácticas de tortura.

La estructura de ‘Sebastián’ solo tiene experiencia en la ciudad.
Según la Personería, en Medellín hay 276 grupos delincuenciales que, sumados a los delincuentes del área metropolitana, llegan a casi 9.000. De estos, 7.000 estarían al servicio de ‘Sebastián’.

El general Yesid Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana, reconoce 19 grandes Organizaciones Delincuenciales Integradas al Narcotráfico (Odin), es decir, grupos con armamento sofisticado y que hacen negocios en grande. Ahí habría casi 2.000 personas, muchas de las cuales trabajaban para ‘Valenciano’.

El hecho es que a este, en la actualidad, le preocupaban más las rutas de narcotráfico por Urabá, La Guajira, Magdalena y Bolívar.

El lunes, el alcalde Alonso Salazar recordó que la vendetta entre ‘Valenciano’ y ‘Sebastián’ implicó un incremento en los homicidios y la desestabilización de algunas zonas de la ciudad. “Sembraron muerte y terror y nos costó superarlo”, dijo.

Ante la probabilidad de un incremento de la violencia en Medellín, la Fuerza Pública intensificará la vigilancia en sectores que hasta ayer eran los últimos bastiones de ‘Valenciano’ y que ahora serían los de ‘los Urabeños’, como La Sierra (Comuna 8), Belén (Occidente), Belencito Corazón (comuna 13) y El Popular (Comuna 1).

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada