Femicidio de Lucía: lo que se sabe de la causa

detenidosLucía Pérez tenía  16 años. Murió el 8 de octubre por el dolor que le produjo la violación múltiple a la que fue sometida. El femicidio conmocionó al país y desató la convocatoria al primer Paro Nacional de mujeres. A un mes del crimen, la justicia dictó la prisión preventiva para los tres acusados y avanza en las pericias definitivas. Esto es lo que sabe de la causa hasta ahora:

-El viernes la justicia dictó la prisión preventiva a los tres detenidos. Todos están en la cárcel de Batán. Sus nombres son Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel. Farías y Offidani están acusados de “abuso sexual seguido de muerte en concurso con femicidio” y, en otra causa, por venta de droga a menores de edad. A Maciel lo acusan de encubrimiento agravado.

-Los estudios toxicológicos e histopatológicos sobre el cuerpo de Lucía comenzaron a hacerse la semana pasada y los resultados se conocerán a mediados de diciembre. Si bien la hipótesis central es que Lucía murió por un ‘reflejo vagal’ -una reacción automática del cuerpo frente al dolor intenso- falta determinar que papel jugaron en la muerte las drogas que le obligaron a consumir.

-Para la fiscal de la causa, Lucía conoció a Farias un día antes a través de una amiga del colegio. Tanto Farías como Offidani se acercaron a ella para venderle marihuana. Un día más tarde, Farías la citó en una casa de Playa Serena, donde fue drogada, violada y empalada. Luego lavaron el cuerpo y la llevaron al hospital. Farías, el menor de los acusados -tiene 23 años- se quedó con la víctima e intentó engañar a los médicos diciendo que había sufrido una sobredosis.

-Offidani- de 41 años e hijo de un reconocido escribano de Mar del Plata- la semana pasada pidió declarar. Dijo que había estado apenas veinte minutos en la casa, que Farías lo llamó para pedir ayuda y que fue hasta allí con Maciel. “Intenté salvarle la vida”, declaró. Offidani también dijo que no sabía qué había pasado en la casa: que tanto Farías como Lucía estaban vestidos y que él intento reanimar a la chica y qué, como no pudo, salió para pedirle ayuda a Maciel, porque “sabía más del tema”.

-La declaración de Maciel, de 61 años, fue similar. Dijo que fueron hasta lo de Farías porque no respondía los llamados. Que primero entró a la casa Offidani y que a los pocos minutos salió para pedirle ayuda. “La chica estaba desmayada y no podíamos reanimarla”. Lo cierto es que después del hecho, Maciel desapareció: lo apresaron días después del crimen, escondido en un hotel de Santa Clara del Mar. La fiscal sospecha que pudo haber colaborado para lavar el cuerpo y llevarlo al centro de salud.

-Además de acusarlos del crimen, la fiscal pidió la prisión preventiva de Matías Farías y Juan Pablo Offidani por “tenencia de estupefacientes para su comercialización agravada por ser destinada a menores”. En la camioneta en la que los detuvieron, la policía encontró 38 gramos de cocaína y 220 de marihuana, pero la prueba que más lo complica son las conversaciones vía whatsapp con sus clientes. En algunas de esas conversaciones incluso se comunicaban horas después de la venta para consultar sobre la calidad lo que habían entregado.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada