Gemelas de Pico Truncado: absolvieron a Víctor Cingolani

Johana Casas junto Victor CingolaniCosecha Roja-. La justicia de Santa Cruz absolvió hoy al hombre que había sido condenado a 13 años por el crimen de su ex novia, Johana Casas, hermana gemela de la mujer con la que se casó el día de los enamorados en prisión, Edith Casas.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Santa Cruz también ratificó la pena de 12 años de prisión impuesta por el mismo asesinato al último novio de la víctima, Marcos “El Tosco” Díaz.

Según relató a Télam el abogado de Cingolani, Lucas Chacón, el primero en ser notificado de la decisión del tribunal fue el propio condenado en su celda de la alcaidía de Pico Truncado, donde completó los trámites y salió a reencontrarse con su familia este mediodía.

“Ya está en su casa con su familia, (Cingolani) estaba muy contento, eufórico”, informó hoy Chacón respecto a que 30 o 40 familiares lo esperaban para celebrar su recuperada libertad.

Cingolani llevaba tres años y cinco meses preso sin condena firme.

El caso de las gemelas Casas fue conocido mundialmente cuando, en febrero de este año, Edith se casó en la cárcel con Cingolani. Ella defendía públicamente a su novio, y sostenía que el único culpable era “El Tosco” Díaz.

El noviazgo provocó indignación en su familia. La madre de las gemelas Casas llegó incluso a intentar impedir la boda.

El crimen de la modelo Johana Casas fue descubierto el 16 de julio de 2010, cuando fue encontrada asesinada de dos balazos en la cabeza en las afueras de la ciudad santacruceña de Pico Truncado. Antes, había salido con su novio, “El Tosco” Díaz, y un matrimonio de una reunión.

A pesar de esto, primero se detuvo al novio anterior de Johana, Víctor Cingolani, y después se ordenó la captura de Díaz, quien estuvo prófugo siete meses y recién en septiembre de 2012 se entregó a la Justicia.

Para el fiscal Rearte, en el juicio a Díaz “no surgían pruebas de la existencia de Cingolani en el lugar del hecho”, por lo que, según él, “no se pudo determinar ningún tipo de participación” de aquel. En los alegatos, el fiscal había solicitado 15 años de prisión para Díaz al considerar diversas “pruebas directas”, como su ADN identificado en una colilla de cigarrillo encontrada en la escena del crimen y un CD de música junto al cadáver que varios testigos refirieron haber visto en su vehículo.

“Es el único que tuvo la oportunidad material de llevarla a algún lado distante”, dijo el fiscal y recordó que los amigos pudieron atestiguar cómo “Díaz y Johana discutían e incluso llegaban a los golpes”.

 

(Con información de Télam)

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada