Apareció Gisella en Tandil

 

Gisella Tapia Molina apareció el martes a la noche. La encontró la Policía en una vivienda de Pasaje Guernica 1680. Estaba con un chico de 18 años. Los efectivos la llevaron a la Comisaría Cuarta, donde la familia había radicado la denuncia sobre su desaparición el viernes a la mañana, según informó eleditor.com.ar.

A pesar de que la adolescente se reencontró con sus tíos, no volvió a la casa familiar. Se entrevistó con profesionales del Servicio Local de Promoción y Protección de los Derechos del Niño y la Justicia accedió a su pedido de alojarse temporariamente en un hogar de contención. La adolescente de 16 años quedó bajo tutela de la Dra. Silvia Monserrat, la Jueza de Familia que en los próximos días resolverá a quién otorgar la guarda de la menor. Del testimonio de Gisella se desprende que abandonó su casa por propia voluntad.

***

Gisella Tapia Molina, de 16 años, salió de su casa para ir a la Escuela Secundaria 14 en el barrio Villa Gaucho, en Tandil. Desde entonces no la volvieron a ver. “Estaba en casa, la despertamos para ir al colegio, por los más chiquitos que entran más temprano. A las siete los acompañó media cuadra. Volvió, estuvo un ratito cantando en la cocina. Salió con el abuelo. Dijo ‘Chau hasta luego’, con la mochila, con el uniforme”, dijo Paula, una tía de la adolescente. Eran las siete y veinte de la mañana del viernes. La escuela queda a la vuelta de la casa de la adolescente. Se supo más tarde que Gisella nunca entró al colegio.

“Algunos chicos dijeron que la vieron pasar de largo”, dijo Julieta, otra tía de la adolescente que trabaja como preceptora en la escuela secundaria y quien alertó a Paula de la ausencia. “La llamamos al celular pero nos daba apagado”. Un rato más tarde hicieron una denuncia en la comisaría y después en la fiscalía.

Paula y Patricio la criaron pero no son los padres de Gisella. Su mamá murió cuando ella tenía tres años y la pareja se ocupó de ella y de sus tres hermanitos. El papá vive en Tandil pero no tiene contacto con sus hijos.

 

La familia imprimió volantes con su rostro. Y también afiches. El domingo en la Plaza Independencia, la principal de Tandil, se manifestaron para visibilizar la búsqueda. “Entregamos los folletos en mano, dejamos en los comercios y hasta los pegamos en la calle”, contó Patricio al portal de noticias El Editor.

Julieta, Paula, Patricio y otros dos tíos están juntos en la casa a la espera de noticias.

Hoy por la mañana, personal policial rastrilló con perros la terminal de ómnibus, el Dique, el Parque y la zona de la escuela. La búsqueda recayó el fiscal Damián Boreán, titular de la UFI Nº 12. Colaboran Red Solidaria y Missing Children.

Al momento de su desaparición, Gisella vestía un buzo gris con cierre, bolsillos y pitucones verdes (característico de la secundaria 14), una calza negra y zapatillas de lona de un color similar al de un jean. Cualquier información útil debe brindarse al 101. No obstante, la familia también difundió dos teléfonos de contacto: (0249) 15-4479684 o 15-4606238.

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada