Homofobia en Chile: secuestran a un joven bisexual

gays chileNacion.cl.-

“El hombre me insultó; me apuntó a la cabeza; después me obligó a bajar del vehículo; me sacó al camino e hizo que me pusiera de rodillas. Siempre me apuntaba con la pistola. Luego, me quitó el dinero que tenía y se llevó mi teléfono celular”, comentó la víctima.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) expresó este martes su repudio frente al secuestro de un joven bisexual de 26 años identificado como J.D.A.M en Punta Arenas por parte de un hombre cuyas iniciales son C.A.L.P., quien también lo amenazó de muerte por sostener una relación sexual con su hijo de 18 años.

El organismo vía redes sociales manifestó: “Este es un hecho deleznable, sin precedentes en la historia de violencia homofóbica hacia personas identificadas como lesbianas, gays, bisexuales o transexuales.Solidarizamos con el joven secuestrado, así como el hijo del victimario, quien de seguro debe enfrentar graves problemas familiares en razón de su orientación sexual”

Cabe señalar, que el hecho de violencia tuvo lugar el pasado sábado cuando C.A.L.P., contestó una llamada que ingresó al celular de su hijo y al percatarse que se trataba de J.D.A.M., fingió ser su retoño y acordó una reunión en la Ruta 9 Norte, en el sector de Río Seco, lugar donde lo secuestró y amenazó de muerte, según informó el diario Prensa Austral.

“El hombre me insultó; me apuntó a la cabeza; después me obligó a bajar del vehículo; me sacó al camino e hizo que me pusiera de rodillas. Siempre me apuntaba con la pistola. Luego, me quitó el dinero que tenía y se llevó mi teléfono celular”, comentó la víctima.

El afectado también acusó: “En ese instante, yo vi que puso una bala en el arma y me dijo que me pusiera a correr, que me iba a matar si no desaparecía de ahí. Yo le pedía que no me quitara mi teléfono, que con ese me comunicaba con mis padres, que no se lo llevara, pero no me hizo caso y empezó a gritarme que corriera, así que me escapé y me escondí en medio de la vegetación hasta que se fue”.

Tras lo acontecido, J.D.A.M. presentó una demanda en el retén de Río Seco; el secuestrador quedó detenido y formalizado el pasado domingo en el Tribunal de Garantía por los delitos de amenazas condicionadas, porte ilegal de arma y hurto simple. Posteriormente, se decretó una orden de alejamiento a favor del denunciante y arraigo regional por el plazo de 70 días.

El Movilh criticó que “la sanción sea leve. Aquí hubo un secuestro y amenaza de muerte. El responsable de estos hechos debe estar en prisión preventiva, es un peligro no sólo para el joven agredido, sino también para su hijo. Quien llega a estos extremos por rechazar una relación homosexual, merece la máxima vigilancia”.

El organismo apuntó que “seguiremos muy de cerca este caso, al tiempo que ya evaluamos la forma de colaborar con el mismo para que se haga verdadera justicia”

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada