Honduras: Más detenidos por el secuestro del periodista Ángel Villatoro

La Prensa de Honduras.-

Tenían menos de tres semanas de habitar una vivienda en la aldea El Cacao del sector Cofradía cuando la Policía Nacional los llegó a arrestar en un amplio y espectacular operativo debido a su supuesta vinculación con el secuestro y el asesinato del periodista Ángel Alfredo Villatoro en Tegucigalpa.

En la operación participaron varias unidades de la institución policial, que desde la madrugada, en la continuación de un proceso investigativo empezado varios días atrás, ejecutaron el arresto de cinco personas que estarían relacionadas con el crimen organizado.

Los detenidos son Marvin Alonso Gómez (28), Osman Fernando Osorio Arguijo (29), Edgar Francisco Osorio Arguijo (24), Leslie Xiomara Flores Bú (18) y una adolescente de 15 años de edad, hermana de Flores Bú.

Además de los detenidos, el Ministerio Público informó que la Fiscalía de la Niñez se encargará de un bebé de tres meses de nacido, hijo de Flores Bú.

Con la modesta vivienda en la mira, los agentes de la Policía Nacional, liderados por el Grupo Especial Antisecuestros, se apostaron en sus alrededores desde las 5:00 am aproximadamente para llevar a cabo el plan manejado por expertos.

Cuando el reloj marcó las 6:00 am, como lo indica la ley, los equipos policiales intentaron ingresar en la casa, pero el estruendo de un fusil hizo que los uniformados retrocedieran para evitar el derramamiento de sangre. Al identificarse como policías, los sospechosos desde el interior gritaron que querían que los medios de comunicación llegaran al lugar como garantía para no ser atacados o golpeados por los agentes especiales.

Negociación

Luego de pedir la presencia de los medios de comunicación, uno de los supuestos secuestradores pidió que llegara alguien de Canal 6. En ese momento, el comunicador Eddie Andino estaba en camino tras ser llamado para comenzar una negociación.

Al llegar a las 7:45 am, Andino ya tenía contacto por teléfono con uno de los supuestos plagiarios de Villatoro .

“Hablamos varias veces durante media hora aproximadamente. Pedían que estuviéramos en el momento en que se entregarían para que lo grabáramos todo y que no los golpearan los policías”, expuso.

Agregó que la madre de los Osorio Arguijo llamó al canal para que le dieran el número de celular de uno de ellos al comunicador y “cuando lo llamé me identifiqué. ‘¡Soy Eddie Andino!’, pero él no me creía y me dijo que hasta que estuviera enfrente de la casa se entregarían”, narró.

La acción de Andino permitió que las autoridades policiales y fiscales lograran su objetivo sin derramar una gota de sangre. Detuvieron a los señalados como autores intelectuales y materiales del secuestro y el asesinato de Villatoro el pasado 15 de mayo en Tegucigalpa tras permanecer plagiado una semana.

“Gracias a Dios todo salió bien y admito que es un momento tenso en esas situaciones porque nunca lo había vivido. Se siente feo porque ni los jefes policiales lograron negociar con ellos. Pensé que habría disparos y se les respetaron los derechos”, manifestó.

Después de que los presuntos implicados en el secuestro se rindieran, el reportero de Canal 6 buscó con ansiedad algo de agua para tomar y pasar el trago amargo por su participación en la negociación.

Al consultarle sobre los diálogos entre él y el supuesto secuestrador, Andino afirmó que se escuchaban nerviosos y temerosos.

“Él me decía: ‘Me voy a entregar con todos los demás. Si no venís, prefiero morir con todos de frente, no como murió mi hermano’ y lo que me tocaba hablar con ellos era que se calmaran para informar a los policías de lo que pedían para que se entregaran”.

Unos 30 minutos duró la negociación. Andino fue el enlace con la Policía. Cada llamada duraba hasta cinco minutos, en intervalos de dos minutos entre cada comunicación.

El primero de ellos gritó cuando se acercó a la puerta para entregarse: “Que se quite ese que está por el carro gris porque es un francotirador”. Se trataba del reportero gráfico de LA PRENSA, que esperaba tomar la mejor fotografía desde el ángulo donde se encontraba cubierto por una base de un muro.

Osorio Arguijo mostró su temor de morir en el operativo policial. Por ello pidió desde temprano la presencia de los medios de comunicación, ya que del mismo modo protegería la integridad física de las mujeres y el bebé que estaban dentro de la vivienda.

Evidencias

Gustavo Fajardo, jefe noroccidental de la Dirección Nacional de Investigación Criminal, aseguró que en la casa los sospechosos tenían en su poder varias armas, además de vehículos.

“En el momento del allanamiento encontramos dos vehículos y seis armas de fuego; dos fusiles Galil, una AK-47, una pistola Jericó y dos Beretta nueve milímetros”, expresó.

Fajardo informó que uno de los detenidos tendría una orden de captura pendiente por varios delitos, entre ellos evasión y homicidio, además de otros que serán investigados en las próximas horas. El jefe de investigación no dio detalles al consultarlo sobre la vinculación de los detenidos con la muerte de Villatoro, pero no descartó la posibilidad y mencionó que se manejan las conjeturas por varios indicios que los estarían relacionando.

Se confirmará con el desarrollo de la investigación. “Hay varias hipótesis que están siendo manejadas con un proceso técnico-científico-investigativo. Eso nos permitirá comprobar la participación en una serie de ilícitos porque lo que buscan la Policía, Fiscalía y todos los operadores de justicia es devolverle a la población la tranquilidad, la paz y la armonía para poder desarrollarnos”, aseveró.

Varias órdenes de captura pendientes son emitidas en Tegucigalpa, pero los arrestados habrían participado en varios delitos en la zona norte del país y otros lugares de oriente, pues son oriundos de Olancho, según la Policía.

Fajardo destacó que la banda tenía en su poder gran cantidad de armas y que estaban bien organizados. Las evidencias, agregó, serán puestas a la orden del Ministerio Público en la capital del país para su análisis y pruebas científicas para el debido proceso judicial.

“Este es un hit de la Policía Nacional. Gracias a la colaboración de la prensa hondureña, especialmente de Eddie Andino, que nos ayudó en el proceso de negociación porque lo que se buscaba era evitar un baño de sangre y que haya incidentes mayores”, apuntó.

Orden de captura

Con los trabajos de investigación después de la muerte de Villatoro y la detención de algunos sospechosos, el Ministerio Público giró órdenes de captura para varios sindicados como responsables del secuestro y asesinato del infortunado periodista.

Marlene Banegas, coordinadora de la Fiscalía de San Pedro Sula, mencionó que recibieron la orden contra uno de los detenidos.

“Recibimos esa orden y uno de los sindicados va referido a esta dirección. Nos trasladamos todo el equipo policial, Ministerio Público, técnicos y médicos forenses para hacer la requisa del lugar”, explicó.

Las seis armas decomisadas tenían irregularidades ya que las tres pistolas automáticas no tenían permiso de portación; los fusiles Galil son de uso militar-policial y la AK-47 es prohibida en el país.

El Ministerio Público llegó con el único objetivo de ejecutar la orden de captura, pero el sospechoso solicitó la presencia de los medios de comunicación y de fiscales. Se le cumplió y con la participación de Andino se logró convencerlos de que se entregaran voluntariamente.

Banegas aseguró que el detenido sería acusado como uno de los principales autores de la muerte de Villatoro , el pasado 15 de mayo en Tegucigalpa.

“Hasta este momento sería autor directo del secuestro y el asesinato del señor Villatoro. Se le va a agregar la portación de armas prohibidas y otras situaciones que surgirán en el transcurso de las investigaciones”. Por el caso del periodista Villatoro ya guardan prisión otras cinco personas.

Detenidos en Cofradía son investigados en Tegucigalpa

Los cinco detenidos en Cofradía llegaron por la tarde en un viaje expreso a Tegucigalpa custodiados por varios vehículos de la Policía Nacional y del Ministerio Público.

Allá fueron recibidos por un equipo de agentes de la Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación para continuar las indagaciones y profundizar la investigación que los vincula con la muerte de Alfredo Villatoro , coordinador de noticias de HRN.

Con el arribo de los tres hombres y dos jovencitas a la capital, los oficiales de la Policía capitalina declararon que no es tiempo de manejar la acusación que recae sobre los detenidos porque las investigaciones no han terminado, pero no se descartan las hipótesis.

Héctor Iván Mejía, portavoz de la Secretaría de Seguridad, afirmó que se logró el objetivo al detener a los sospechosos.

“Es un trabajo de inteligencia que se desarrolló desde hace algunos días, ya que se les daba seguimiento a los otros detenidos”, dijo.

A las 5:00 pm llegaron a la capital y fueron bajados de la camioneta Ford blanca utilizada para trasladar a los reclusos más peligrosos.

Los hombres arrestados llegaron esposados con las manos hacia atrás.

Las dos hermanas bajaron escoltadas por dos policías de un vehículo particular que utilizan los agentes del Grupo Especial Antisecuestros.

Con la llegada a la capital de los capturados, el Ministerio Público envió las evidencias que encontraron en la vivienda durante el operativo montado ayer en la madrugada, incluyendo una camioneta Mazda Tribute gris, sin placas, y un pick up Mitsubishi Sportero azul, con placas PCB9671.

Evidencia incautada

Entre las pertenencias se les encontró un teléfono celular Blackberry, que será revisado por los técnicos especialistas para descubrir si es el utilizado para efectuar las llamadas a la familia Villatoro durante la semana que permaneció privado de libertad. Encontraron un chip de celular en una gaveta que fue incluido como evidencia.

El Ministerio Público enviaría los vehículos decomisados a la Oficina Administrativa de Bienes Incautados en depósito, mientras las investigaciones se desarrollan hasta esclarecer el caso.

Mejía explicó: “Hay otros elementos encontrados en el lugar donde se efectuó la captura. Ya están en poder del Ministerio Público. Vamos a esperar que el órgano fiscal y el personal de la Policía Nacional tomen las declaraciones y se configuren los delitos que han cometido, como asociación ilícita y portación ilegal de armas”, informó.

La orden de captura contra uno de los encontrados en el lugar es por el delito de evasión, pues aparentemente Osman Fernando Osorio Arguijo (29) habría escapado del Centro Penal Sampedrano , donde estaba recluido por un homicidio en Catacamas, Olancho, de donde son originarios los hermanos Osorio Arguijo.

“Hay un equipo técnico que está haciendo las investigaciones para ver en qué casos están involucradas las personas capturadas en la zona norte”, concluyó Mejía.

En el secuestro de Villatoro , el 9 de mayo, según la Policía de Investigación, los plagiarios utilizaron varios automóviles para la movilización del periodista de un lugar a otro.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada