Iguazú: el acusado de asesinar a una chica impulsaba las marchas pidiendo justicia. Ayer se suicidó.

Iguazú: el acusado de asesinar a una chica impulsaba las marchas por justicia. Ayer se suicidó.

Cosecha Roja.-

Hernán Céspedes tenía 18 años y era vecino de Lieni Itatí Piñeyro, la chica degollada y violada en un descampado de Puerto Esperanza, en el norte de Misiones. El joven iba al mismo colegio que la víctima. Desde que se conoció el crimen, el 11 de julio, fue uno de los impulsores de las movilizaciones y misas para reclamar el esclarecimiento del asesinato. El viernes fue detenido y ayer se suicidó.

Casi todos los días, Hernán iba a la comisaría de Puerto Iguazú para averiguar los avances de la causa y para que le devolvieran su moto, secuestrada en el marco de la investigación. El viernes entró a la comisaría y no volvió a salir. Los investigadores habían encontrado restos de sangre en el vehículo y ordenaron una serie de allanamientos que lo tenían como blanco.

En el techo de su casa  la policía encontró el teléfono celular de la estudiante asesinada. En una letrina había ropas manchadas con sangre, además de una computadora que está siendo analizada.

Más tarde, en la casa de una hermana fue hallado un cortaplumas que podría tener relación con el homicidio, dijeron los informantes.

Mientras Hernán aún estaba con vida, se supo que su novia había rectificado su declaración inicial ante los investigadores y admitió que no habían estado juntos el día crimen, sino “después de varias horas” en las que el supuesto autor se habría cambiado de vestimenta. La chica, que va al mismo colegio que el sospechoso, reveló que su pareja la había obligado a decirle a los investigadores que esa noche estuvo con ella.

Aquel miércoles, el joven no había asistido a clases y ya cerca de las 21.30 fue a buscar a su novia. Ella le dijo que aún no iba a salir y fue en ese momento que el sospechoso se encontró con  la víctima, quien justo se retiraba de la escuela.

La hipótesis más fuerte es que el motociclista le propuso llevarla hasta su casa, ella aceptó y fueron hasta el trillo, donde luego se concretó el crimen, a unos200 metrosde su casa, en medio de los barrios El Progreso y Puerto Esperanza.

Según publicaron los diarios misioneros, el motoquero dijo que “le entregó” a Lieni a cuatro jóvenes, quienes aguardaban en el lugar para someterla. Los cuatro supuestos atacantes fueron demorados pero más tardes fueron desvinculados del caso. En sus declaraciones, todos apuntaron a Hernán.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada