La escritura y los márgenes

ban!

Cosecha Roja-.

La charla Escritores en los márgenes dentro del festival Buenos Aires Negra BAN!, se convirtió en un inesperado debate etimológico. Entre los significados de margen que aporta la Real Academia Española, figuran “Orilla o extremidad de una cosa”, “Espacio en blanco a los lados de una página, impresa o manuscrita” y “No tener intervención de determinado asunto o negocio”; ahora bien, para Josefina Licitra, Reynaldo Sietecase, Diego Rojas y Cristian Alarcón, la conexión del término margen con su concepto de narrativa está en disputa.

Josefina Licitra, autora de Los imprudentes y Los otros, opinó que “el término margen va más allá de lo económico, ya que de pobreza y de exclusión se habla todo el tiempo, tanto para construir un relato que excluye como para dar voz a los que no controlan su discurso en los medios”. Entonces, despreocupada en pertenecer a un grupo u otro, Licitra dijo que a cada trabajo lo  asume como una búsqueda personal (“si se trabaja una primera persona profundamente se universaliza de inmediato”) donde lo principal es no aburrirse mientras se escribe, “porque si uno se aburre el lector también se aburre”.

Para Reynaldo Sietecase, en la novela argentina no hay personajes deliberadamente marginales sino una forma original de abordaje, donde “la carencia de credibilidad en el relato oficial creó un  estilo, con tramas donde por lo general no hay detective y el criminal es un policía o un milico  retirado”.  En línea con esta lectura, Diego Rojas dijo que “el policial negro muestra la podredumbre y acá muchas veces surge desde la policía, por eso lo que está en los márgenes y lo  marginal no es fácil de distinguir”.

En su turno para definir dónde está el margen, Cristian Alarcón recordó el momento en que se publicó su libro Cuando me muera quiero que me toquen cumbia: “No es un libro que haya escrito porque estaba en un sillón pensando ¿que estarán haciendo los pobres en la villa? Lo popular tiene que ver conmigo, y si dentro de lo pop aparece la marginalidad no se trata de una búsqueda puntal, sino de algo que puede suceder”.

Para el cierre de la charla los cuatro invitados parecían de acuerdo en no ser “escritores en los márgenes”. Y esta conclusión encerró sobre todo una disputa dialéctica del anverso: ¿Cuál es la centralidad que se genera cuando se rotula como marginal siempre a lo mismo? BAN!

 

Foto Laura Muñoz

 

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada