La multitud de los pañuelos

La voz grave de Taty Almeyda retumba a lo largo de la plaza y se extiende más allá por las diagonales y la avenida de Mayo. No cabe una persona más en esa multitud de medio millón. A las seis de la tarde con cuarenta minutos es imposible moverse: la sociedad educada para protestar se organizó de manera impecable en una sola marcha. Queda apenas el espacio para responder al pedido de la Madre de Plaza de Mayo. Los cientos de miles se quitan los pañuelos del cuello y los enarbolan como pájaros en el viento helado de la noche. La energía inusitada de los argentinos y argentinas estremece al país. Después de cinco días de debates y discusiones la que quizás sea la manifestación más importante desde la recuperación de la democracia parece sepultar la intención de los tres jueces de la Corte que pretendieron liberar a los genocidas de las cárceles.

02 2x1
La protesta contra el 2×1 mostró la capacidad de torcer la voluntad política de quienes quisieron ver a los represores en la calle. Fue en la misma jornada en que el Senado votó en contra de otorgar el beneficio del 2×1 a los detenidos por delitos de lesa humanidad. La sociedad argentina asumió la convicción de que los poderes no puede hacer lo que quieren y lo ratificó en la Plaza.

03 2x1

“Que nos escuche la corporación judicial porque no vamos a claudicar en la defensa por los derechos conseguidos. Lamentablemente la dictadura no es un hecho lejano y aquí estamos, alzando nuestra voz contra el olvido. Pero los legisladores aprobaron una ley que busca frenar el 2×1 a los represores. Y eso nos llena de esperanza y gratitud”, dijo Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.

05 2x1005

Por Diagonal Norte marcharon los organismos de Derechos Humanos y los partidos de izquierda; por Avenida de Mayo, las organizaciones sindicales, estudiantiles y sociales y por Diagonal Sur partidos y agrupaciones políticas. La plaza la ocupó la gente suelta que había conseguido el pañuelo blanco en las esquinas de camino.

6 2x1

“Haga circular esta información: Señores jueces: Nunca más ningún genocida suelto. 30.000 detenidos desaparecidos, presentes”. Las dos frases, la de Rodolfo Walsh y la consigna de la marcha de repudio contra el fallo de la Corte, se mezclaron en carteles y globos para enmarcar la plaza. La gente, la agrupada y la suelta, salió masivamente a la calle para decirle no al 2×1.

7 2x1

En las calles hubo de todo. Miles de colores en banderas y carteles chicos, medianos y grandes. La palabra ‘jueces’, escrita prolijamente sobre cartulinas blancas, fue la que predominó a lo largo de Avenida de Mayo y de las dos diagonales. A ‘jueces’ la acompañó la palabra ‘no’ y la cuenta ‘2×1’.

8 2x1

“Lo importante es que salimos. No importa que sea otra vez. Lamentablemente es una lucha larga. Y lo bueno es que es lucha”, dijo a Cosecha Roja el abogado Marcelo Parrilli. “Sería mucho mejor que las conquistas estuvieran más fijas y más garantizadas pero no es así. Y lo importante es esto, la manifestación masiva. Mientras se den estas condiciones -y se van a seguir dando- es muy importante que todos salgamos a la calle”.

9 2x1

Parrilli denunció a los jueces de la Corte Suprema Elena Highton, Carlos Ronsenkrantz y Horacio Rosatti por haber votado a favor de la aplicación de la ley del 2×1 a Luis Luis Muiña, condenado por delitos de lesa humanidad cometidos en el Hospital Posadas durante la dictadura. El fiscal Guillermo Marijuan impulsó esa denuncia que recayó en el juzgado de Daniel Rafecas.

10 2x1

*

Desde las cuatro de la tarde las calles se fueron llenando, aún sin las calles cortados. Poco despúes de las cinco, a la altura de la confitería London sonaban los tambores de La Chilinga. Alrededor la gente bailaba. “No tengo ningún familiar ni amigo detenido desaparecido, ni siquiera conozco historias de gente cercana. Soy ama de casa y estoy acá porque no quiero esto para mi país. Y el presidente es la cabeza de todo lo que pasa”, dijo a Cosecha Roja Adriana con un cartelito de cartulina blanca y un palito de madera. “Esto no se va a terminar nunca porque hay gente, esa gente, que piensa distinto. Creo que sólo se va a resolver con educación y una nueva Constitución. Y también con el trabajo tremendo y honorable que hacen las Madres y las Abuelas y, por supuesto, con la cantidad de jóvenes que las siguen. Al verlos, sé que me puedo morir tranquila porque el trabajo va a continuar”.

11 2x1

Jóvenes, adultos, niños, niñas y adolescentes llevaron carteles contra los jueces. Paula, docente de un instituto terciario, todavía recuerda la marcha de 1989 contra el indulto de Carlos Menem. “En ese momento tomamos posición sin posibilidades de inclinar la balanza pero ahora sí la hay, de hecho se inclinó. Creo que estos procesos en los que la gente debe salir a la calle a ratificar lo que ya estaba supuestamente garantizado llevan mucho más de 40 años, hasta que se llega a un punto en que no hay vuelta atrás. Creo que hacia eso vamos, pero falta mucho”.

13 2x1

Militante del MTR 12 de Abril, Griselda, parada en Diagonal Sur, sostiene una tacuara de la que ondea un paño con la cara del Che Guevara. “Yo vine a apoyar. No tengo trabajo. Estoy en mi casa, cuido a mis hijos pero cuando me llamaron, no lo dudé. Hay que venir siempre aunque a este gobierno no le veo solución”, contó.

A Daniel, empleado de un depósito de productos médicos, llegó solo. “Vine por mérito propio, por mis propios medios”, contó a Cosecha Roja. “No quiero que mi país viva nunca más una situación como la que se vivió en la última dictadura. Por eso vine y voy a volver todas las veces que haga falta porque con este estilo de gobierno, te aseguro que vamos a tener que venir muchas veces más”.

Además de Carlotto, habló Lita Boitano, presidenta de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas, y Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Al final, sobre el escenario, Taty Almeida volvió a enarbolar su voz llena de experiencia: “Estamos acá celebrando porque lo logramos. Una vez más se demuestra que el pueblo unido jamás será vencido. Decimos nunca más. Nunca más impunidad, nunca más torturadores, violadores y apropiadores de niños. Nunca más privilegios para criminales de lesa humanidad, nunca más genocidas sueltos, nunca más el silencio”.

La multitud le contestó:

– A dónde vayan los iremos a buscar.

 

Fotos: Facundo Nívolo y Sebastián Hacher

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada