#LibertadParaBelén Condenada por homicidio, criminalizada por abortar

NiUnaMenosLaPlata-CosechaRoja-31Belén llegó al hospital con dolores abdominales el 21 de marzo de 2014. Tuvo un aborto espontáneo de un embarazo de veinte semanas que no conocía y nunca volvió a su casa: los médicos la denunciaron a la policía, la justicia le dictó prisión preventiva y la condenó a ocho años de prisión por homicidio agravado por el vínculo. Este mediodía la consigna #LibertadParaBelén fue trending topic en las redes sociales y las organizaciones de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito entregaron un documento de repudio al fallo en la Casa de Tucumán en Buenos Aires.

Además del tuitazo con el hashtag #LibertadParaBelén, las organizadoras de #NiUnaMenos armaron gif animados y un video en el que la Madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas habla sobre el caso de la joven condenada por un aborto espontáneo.

Belén no sabía que estaba embarazada pero como tenía dolores abdominales fue a la guardia del Hospital Avellaneda, en San Miguel de Tucumán. Los médicos le inyectaron un calmante y ella pidió permiso para ir al baño. Sintió que había empezado a menstruar: le dieron apósitos, la pusieron en una camilla y la trasladaron al servicio de ginecología. Es el traspaso sintió sospechas y rumores y vio a la policía ir y venir.

El ginecólogo que la atendió, que fue quien inició formalmente la historia clínica, registró el aborto espontáneo de un feto de entre 20 y 22 semanas. Le ordenó a la partera que revise los baños y encontró un feto. Lo que siguió fue una serie de violaciones a los derechos de Belén: la policía preguntó si en la sala de partos había una paciente abortante, los médicos dieron su nombre y la asociaron a la comisión de un delito.

El fiscal de instrucción pidió la prisión preventiva, el juez la aprobó y Belén nunca regresó a su casa. Esta semana la Sala III de la Cámara Penal la condenó a ocho años de prisión por homicidio agravado por el vínculo. Durante el juicio ella contó que no sabía que estaba embarazada y ningún funcionario judicial en todo el proceso ordenó que hiciera un análisis de ADN para comprobar si el feto que encontraron pertenecía o no a la joven de 27 años.

#LibertadParaBelén

make animated gifs like this at MakeaGif

“Es un entramado del equipo de salud, la policía, la justicia en el cual una mujer que va a un hospital en busca de ayuda sanitaria es etiquetada como asesina por abortar”, dijo la abogada Soledad Deza de Católicas por el Derecho a Decidir a Agencia de Prensa Alternativa.

Este mediodía entraron a la Casa de Tucumán, en Suipacha al 100, y entregaron una declaración de repudio de la Campaña y otras de diputadas y legisladoras. “Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y distintas organizaciones pensamos acciones para denunciar la sentencia que condenó a ocho años de prisión a Belén, luego de haber sido violentada por las distintas instituciones del Estado”, dijo Raquel Vivanco, coordinadora nacional de MuMaLá.

“No había ninguna autoridad para hacerse eco del reclamo que llevamos y el caso está bastante silenciado en la provincia”, dijo Vivanco. El miércoles el tribunal leerá los fundamentos del fallo y las organizaciones volverán a manifestarse en Tucumán y en Buenos Aires.

*

Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 22 millones de mujeres se practican abortos clandestinos en forma insegura en todo el planeta y unas 47.000 mueren por año. En nuestro país se calcula que entre 400 y 500 mil mujeres abortan de manera clandestina y entre 30 y 50 fallecen cada año: son muertes violentas consideradas como femicidios. El aborto ocupa el tercer lugar entre los egresos hospitalarios por causas relacionadas con el embarazo, parto y puerperio a nivel nacional.

Foto de tapa: Fabián Aguilar Restrepo

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada