Los millonarios manejos de El Palidejo, el autor intelectual del crimen de Facundo Cabral

Octavio Enríquez e Ismael López. Confidencial.-

Una investigación financiera de la Dirección de Investigaciones Económicas (DIE), de la Policía Nacional, resultó una verdadera caja de sorpresas sobre los movimientos financieros atribuidos a la organización de narcotraficantes y lavado de dinero de Alejandro  Jiménez, alias “El Palidejo”, señalado como el autor intelectual del atentado en que murió Facundo Cabral en Guatemala en julio del año pasado.

El informe revela que la red, presuntamente dirigida en Nicaragua por el empresario de clubes nocturnos Henry Fariñas, manejó 658.2 millones de córdobas  y 6.4 millones de dólares desde 2005 hasta la fecha, de los cuales se desconoce el origen de 157.4 millones de córdobas y 4.5 millones de dólares. Según la investigación, las cuentas bancarias de las sociedades anónimas se encuentran sin fondos en la actualidad.

El club de adultos Élite, que operaba bajo la sociedad mercantil  J&E Entertainment, tenía los números de cuenta 20010757, 354037442,  20010005, 20010013, 20009999 en el Banco de América Central, pero también hay otras a nombre de International Rental S.A.  G& J International Entertainment Corporation, Planet Music, GG& J Internacional S.A.,  por ejemplo, que también tienen saldo cero.

El Ministerio Público acusó por los delitos de lavado de dinero y narcotráfico a 35 personas – 27 nicas, tres costarricenses, un estadounidense, tres colombianos y un guatemalteco— según los datos del informe que el DIE remitió el 26 de julio de 2012 a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ). No especifica, sin embargo, si el dinero de las cuentas de las sociedades anónimas fue sacado días antes de los operativos policiales de marzo pasado, a los que siguió la orden judicial de congelamiento de fondos.

Revisión fue minuciosa

En ese documento de 97 páginas, del que Confidencial posee una copia, se señala que el resultado lo obtuvieron después del examen minucioso de 217 bultos repletos de documentos que fueron ocupados por el DAJ en los allanamientos realizados en las casas de los implicados y sus negocios, más los informes enviados por el sistema financiero y la Dirección General de Ingresos (DGI).

“Hay un enorme caudal de pruebas que la PN ha pasado, pero hay algo que es bastante importante y es el seguimiento de la operación de inteligencia, que la Policía ha venido haciendo desde hace mucho tiempo, pero no sólo a él (Fariñas), sino a toda la organización”, explicó el fiscal Javier Morazán, el jefe de la unidad de crimen organizado en el Ministerio Público, alas puertas del juicio fijado el próximo 22 de agosto.

Ninguno de los abogados defensores está de acuerdo con el señalamiento. Carlos Chavarría, por ejemplo, quien defiende a Henry, Carla y Pedro Joaquín Fariñas—acusados en la misma causa—, considera que una de las debilidades de la investigación es que a ninguno de los acusados se les incautó droga. “Como ellos se dieron cuenta que existían esas debilidades, recurrieron a acumular una causa donde sí habían estupefacientes”, dijo.

El 26 de junio pasado, el juez Julio César Arias, del tribunal quinto de audiencia de Managua, decidió sumar a la actual acusación, el caso de una incautación de drogas ocurrido en Praderas del Doral, en Managua, donde los oficiales incautaron 68 paquetes de cocaína que la Policía dice que eran parte de un alijo de Fariñas.

Los hallazgos individuales

La investigación señala que el lugarteniente de El Palidejo en Nicaragua es Henry Fariñas, el empresario de clubes nocturnos que sobrevivió al atentado en Guatemala el nueve de julio de 2011, cuando pereció el cantautor Facundo Cabral.

La hipótesis que se ha manejado en Nicaragua indica que El Palidejo mandó a matar  a Fariñas en Guatemala después que el nicaragüense se quedó con un cargamento de droga tras la desarticulación de la banda conocida como Los Charros, integrada por mexicanos y salvadoreños conectados con el Consejo Supremo Electoral (CSE).

Los Charros recibían la droga que Fariñas traía desde Costa Rica  y que ellos tenían la misión de enviar al norte del continente como el enlace local del cartel de la Familia Michoacana.

Los Fariñas insisten desde hace tiempo que El Palidejo dio la orden de asesinar a su pariente, después que el empresario de clubes nocturnos se negó a venderle el club de adultos Élite.

Del grupo narco, acusado por las autoridades, era parte también el magistrado electoral Julio César Osuna, socio de Los Charros y quien garantizaba cédulas de identidad para la organización. También estaba el empresario Guillermo Terán, representante para Nicaragua de la reconocida marca de motos Harley Davidson, quien en los tribunales ha jurado inocencia.

Apenas 1.13 millones de córdobas

Los datos arrojan que, a nivel individual, El Palidejo, que usurpaba la identidad nicaragüense de José Fernando Treminio Díaz, apenas mantuvo movimientos bancarios de aproximadamente 1.13 millones de córdobas, alquilaba una cómoda casa en carretera sur y tenía vehículos Audi, Porsche, Hummer y BMW, pero a nombre de testaferros.

Fariñas, en cambio, mantuvo hasta 688 mil 355 dólares en la cuenta número 142000 del Banco de América Central entre 2002 y 2009, dice la documentación. Es dueño de una propiedad en Serranía de 3,478 m2 que compró en 120 mil dólares; de un carro BMW, una moto Harley Davidson. Fariñas usaba, según la Policía Nacional, diez tarjetas de crédito y tenía cédula, tanto en Nicaragua como en Guatemala.

¿Por qué no detuvieron a Schakelford?

Frente a los señalamientos de narcotraficante, Kleidy Villedas, esposa de Fariñas, dice que su marido no es dueño del nigth club Elite en la que se halló el mayor grueso de los movimientos financieros y cuya fortuna le atribuyen.

Según ella, Fariñas apenas tiene 3, 500 dólares en sus cuentas. “En este proceso lo atacaron con misiles y le dieron una tiradora para defenderse”, dice esta mujer en la primera entrevista que brinda a un medio de comunicación desde que su esposo fue detenido a finales de marzo pasado.

A las dudas sobre las pruebas presentadas contra su marido, Villedas añade otra. La Policía no detuvo al estadounidense James Schakelford, radicado en Panamá, con quien Fariñas vino a reunirse a Managua días antes de su captura, según confirmó Villedas.

Schakelford es señalado por los investigadores como el cerebro de las operaciones de lavado de dinero de la organización. Villedas asegura que ella no ha venido a Nicaragua porque recibió la recomendación del gobierno de Guatemala, donde su marido es testigo protegido, luego que reveló que El Palidejo estaba tras el asesinato a Facundo Cabral.

Las empresas de fachada

El informe policial indica que 12 personas mantuvieron movimientos financieros, además de las sociedades anónimas que se formaron para lavar el dinero proveniente de las actividades ilícitas, según el Ministerio Público.

“Crear una fachada de figuras empresariales de que estas personas eran honorables empresarios, segundo crear la fachada para el lavado de dinero, simular que se están haciendo negocios legítimos por ahí hacer circular el dinero sucio por medio de las cuentas de esas empresas para que luego salieran hacia el sistema financiero y luego podría salir del país”, dice el fiscal Morazán.

Los investigadores examinaron las cuentas bancarias del club de adultos Élite, ubicado en carretera a Masaya. “Con toda la documentación revisada que se encontraron en la casa de habitación de Henry Fariñas, en el Elite, Serranía, (…) se reflejan movimientos sin justificar” por 108.8 millones de córdobas y 1.9 millones de dólares del total de fondos de los cuales se desconoce su origen.

“Chema” Enríquez en 7 escrituras

El informe indica que para lavar el dinero la creación de las sociedades fue elemental. En la casa de Hugo Jaen, quien fungía como gerente del Elite bajo las órdenes de Fariñas, se encontró la mayor cantidad de las escrituras de las empresas. Además de William Vargas Conrado, el gestor en el registro público mercantil del grupo, el otro nombre que figura es José María Enríquez Moncada, abogado vinculado a los negocios familiares del presidente Daniel Ortega.

Investigaciones periodísticas han demostrado que Enríquez Moncada es socio de la Distribuidora Nicaragüense de Petróleo, dirigida por la nuera del Presidente, Yadira Leets Marín, y además es representante legal de Celeste S.A., la razón social bajo la que opera Canal 13, dirigida por tres hijos del mandatario.

Cuando Confidencial llamó al abogado presidencial en mayo pasado dijo que “no tenía nada que ver con ese rollo” y se refirió a Fariñas como un maleante. Enríquez Moncada aparecía como el abogado que elaboró la escritura de la sociedad J&E Entertainment, la razón social con la que opera el Élite.

Sin embargo la investigación policial descubrió que el abogado había tenido participación en siete de las 15 sociedades a las que se refiere la Fiscalía. Fue socio de Servicios Profesionales S.A e incluso  segunda firma libradora de dos cuentas de Multiservicios Integrales S.A.

Servicios Profesionales S.A. fue creada en 2009 bajo los oficios notariales de Reyna Anais del Socorro Araica López –abogada vinculada a la familia presidencial—. Uno de sus socios es precisamente Enríquez, mientras la misma abogada escrituró a Multiservicios.

Era segunda firma libradora

Según el informe en la cuenta número 102-300223-6 y en la 103-300212-9, del Banco de Finanzas, se movieron 44.058 millones de córdobas y 143 mil 574.70 dólares respectivamente. Consultado sobre estos hallazgos, Enríquez se molestó con Confidencial y no aceptó una entrevista formal.

Antes de cortar el teléfono el abogado dijo: “No sé nada absolutamente de eso, yo hice la sociedad del Élite lo demás no. Me imagino que lo vas a usar para otras cosas, yo me negaría a la entrevista, esa cuestión ya fue aclarada, no hay ningún problema. Hace lo que vos querrás y después yo me voy a atener a las consecuencias y ustedes también aténgase a las consecuencias. Yo te estoy diciendo que si querés perjudicarme por las cuestiones que ustedes saben, hagan lo que ustedes quieran”.

El Ministerio Público dijo que el abogado debe considerarse una persona de interés para la investigación. “Persona de interés para la investigación: los socios, los abogados, pero estos casos son tan grandes que requieren muchos recursos económicos y en la Policía son muy pocos oficiales disponibles, va un proceso bien lento”, matizó el fiscal  Morazán.

Confidencial llamó a su celular al comisionado mayor Álvaro Herrera, jefe de la DIE para pedirle aclaraciones sobre algunos datos sueltos del informe, pero no respondió a nuestra llamada.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada