Los Monos: túneles, palomas y paredes blindadas

tunelrosariomonos

Cosecha Roja.-

Los túneles no son exclusivos de El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, que los había usado para esquivar a la policía en repetidas ocasiones antes de ser capturado el 22 de febrero. Ni de Pablo Escobar, que los tuvo de herramienta para escapar en 1992 de la cárcel La Catedral que -cuenta el mito- él mismo había construido. Tampoco es algo que suceda solamente en las televisión, como cuando Nancy Botwin, la protagonista de Weeds, cruza desde Estados Unidos a México por el túnel por el que su pareja trafica. Ni que en Argentina lo hayan usado solamente los ejecutores del robo al Banco Río para llegar al gomón por el que, luego, se escaparon con millones. El segundo túnel que encontraron ayer en el barrio La Granada de Rosario y que pertenecería a la banda narco “Los Monos” estaba en una casa a medio construir con “paredes externas blindadas”, que actuarían como protección ante disparos de grueso calibre.

El fiscal de Cámara Guillermo Camporini contó a Cosecha Roja: “Las paredes de la casa tenían 30 centímetros de ancho, el doble de ladrillos que lo normal y hormigón en el medio”. El túnel iba desde allí hasta un terreno donde iba a haber un supermercado que nunca fue.

“La capacidad operativa que poseía esta organización ha quedado al descubierto”, consideró. El primer túnel lo encontraron durante un allanamiento en Melián al 6400. Había sido tapado con un piso de porcelanato y con escombros. Tiene un metro cuadrado de ancho, siete de extensión y ventilación incluida. A la tarde, encontraron otro a metros de allí. Tienen algo en común: ambos pertenecen a propiedades de allegados de Claudio “Pájaro” Cantero, el líder de la banda de Rosario que fue asesinado en mayo del año pasado. El recorrido que hacía era desde una vivienda que pertenecería a la ex pareja del Pájaro hasta un baldío. En la casa también secuestraron palomas, según confirmó el fiscal, “en jaulas, llamativamente cuidadas y prolijitas”. Sin embargo, desestimó la versión de que fueran palomas mensajeras: “Pensar eso es ver demasiada televisión”.

El segundo túnel tiene casi el triple de extensión y conecta una casa a medio hacer con un terreno en el que “el hijo (Monchi Cantero) tenía planeado levantar un supermercado”, contó Camporini. También es cómodo: ochenta centímetros de ancho, ventilación y muy bien construido. Ninguna improvisación. El fiscal sigue investigando si fue utilizado para acopio de armas o solamente para escapar. El Secretario de Seguridad, Sergio Berni, declaró hoy: “Es una metodología muy frecuente y expansiva en la frontera entre México y Estados Unidos”.

Desde septiembre de 2012, cuando el un sicario mató al “Fantasma Paz”, un hombre que había querido armar una banda que le compitiera a “Los Monos”, se inició una megacausa en la que el juez Juan Carlos Vienna ya procesó a 36 personas incluyendo policías. A la mayoría los acusó de asociación ilícita y a algunos pocos de encubrimiento o tenencia de armas. En mayo de 2013 mataron al Pájaro. El fiscal Camporini explicó: “En estos negocios de la droga la desgracia es que el espacio que deja vacío uno lo ocupa otro. La ola de violencia no ha bajado como uno pretendía porque los espacios vacíos están tratando de ser ocupados por otros y el querer ocupar esos espacios genera muchas veces muertos”.

PájaroCantero

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada