Los periodistas latinoamericanos que investigan narcotráfico corren peligro

regina-martinez-periodistProceso.-

El año 2012 cerrará como el más violento para los periodistas en casi dos décadas, informó Reporteros Sin Fronteras (RSF), al calcular que 88 reporteros murieron en los últimos 12 meses, lo que representa un incremento de 33% respecto del año anterior.

En un informe publicado este miércoles, la organización con sede en París, Francia, hace un recuento de los agravios registrados este año, no sólo de periodistas, sino también de “colaboradores de medios de comunicación” y  blogueros.

De acuerdo con los registros de RFS, en el mundo fueron detenidos o “interpelados” 879 periodistas, mil 993 agredidos o amenazados, 38 secuestrados, 73 huyeron de sus países y –hasta el 18 de mayo de este año– 193 permanecían en cárceles.

Sobre “colaboradores de medios de comunicación”, seis fueron asesinados, y los homicidios contra netciudadanos y periodistas ascendieron a 47, en tanto que 144 blogueros y netciudadanos fueron detenidos.

De los 88 periodistas asesinados en el mundo, seis casos corresponden a México, país que durante seis años vivió un contexto de violencia “exponencial” derivada de la “ofensiva federal contra los cárteles”, apunta el documento de RSF.

Agrega que en México, el país con mayor violencia contra el gremio, las víctimas son “periodistas que se atreven a tratar temas relacionados con el narcotráfico, la corrupción, la infiltración de la mafia entre las autoridades locales o federales, y las violaciones a derechos humanos atribuidas a las mismas autoridades”.

En América, el país que le sigue a México en los registros de homicidios contra periodistas es Brasil, con cinco casos.

En esa nación sudamericana, RFS identificó como la principal causa de los crímenes la actuación del narcotráfico en la frontera con Paraguay. Tres de los periodistas que perdieron la vida –detalla–“denunciaron la influencia de los cárteles en los sectores políticos y económicos locales; otros dos eran periodistas-blogueros, que en general corren importantes riesgos cuando denuncian la implicación de una autoridad o un caso de corrupción”.

De acuerdo con la organización, las zonas más afectadas por los crímenes de comunicadores son Oriente Medio y África del norte, con 26 muertos; Asia, con 24 casos, y África Subsahariana, con 21 homicidios.

Sobre los encarcelamientos, resalta que Turquía se convirtió en “la prisión más grande del mundo para periodistas”, ya que en ese país hay 42 reporteros y cuatro colaboradores de medios de comunicación encarcelados por su actividad profesional.

Otros países con ese problema son China (30 periodistas y 69 netciudadanos), Eritrea (28 periodistas), Irán (26 periodistas  y 17 netciudadanos)  y Siria (21 periodistas y 18 netciudadanos).

En cuanto al cúmulo de arrestos y secuestros de periodistas, RSF señala que países de América y Asia son los que presentaron este tipo de problemas en 2012.

Las naciones que registraron el mayor número de este tipo de agresiones son: Siria (51 arrestos, 30 agresiones y 13 secuestros), Bahréin (18 arrestos e interpelaciones y 36 agresiones), Libia (siete arrestos) y Egipto (33 arrestos y 63 agresiones).

En el resto del continente americano, la organización añade que en Cuba continúa la represión contra blogueros y periodistas disidentes. En Perú, añade, se registraron cerca de cien agresiones,  y también hay registros en Argentina, Brasil, México, Honduras y Colombia.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada