Matar a un padre para vengar a un sicario

miguelCosecha Roja.-

Miguel Ángel Damario era el único de la familia que seguía viviendo en el barrio Roque Sáenz Peña, en Rosario. La esposa y las tres hijas se habían ido porque estaban amenazadas y los dos hijos -Milton y José- están presos acusados de ser asesinos a sueldo. El domingo cerca de las 11 de la mañana salió a hacer compras en la motocicleta que tiene adaptada para su pierna ortopédica y dos hombres le dispararon desde una moto. Una bala le dio en el omóplato, Miguel derrapó, cayó al suelo y lo remataron con un tiro en la cabeza. La familia denunció que es una venganza. Fuentes judiciales dijeron a Cosecha Roja que si fuera un ajuste de cuentas, todavía no saben de dónde viene. Podría ser por algunos de los crímenes por los que acusan a sus hijos: el Pájaro Cantero, Lucas Espina, Marta Bustos, y Juan Pablo Collazo.

Miguel murió en la esquina de Lola Mora y Avenida Grandoli, a los 57 años y solo. En la escena del crimen la policía encontró dos vainas de una 9 mm. Damario era papá de tres mujeres que se mudaron por miedo y dos varones que están presos desde marzo. A Milton y José la fama los excede: en Rosario son los hermanos “tiratiros”, los asesinos a sueldo.

Milton tiene 25 años. Cuando lo detuvieron este año, en una estación de servicios en Santo Tomé, llevaba 50 mil pesos en el bolsillo. Había caído por primera vez en 2005: lo acusaron de asesinar a Beto Acuña. En ese entonces el joven pertenecía a la banda de Torombolo y lo habían mandado a vengar el asesinato de un joven del grupo unos días antes. Desde entonces se dedica a matar por encargo y en 2012 se pasó a la organización de Los Bassi que, en aquel entonces, estaba con Los Monos.

La madrugada del sábado 17 de noviembre de ese año asesinaron a Juan Pablo Colazo. Él sabía que lo perseguían y tenía puesto un chaleco antibalas. Lo encontró la policía tirado al lado del auto, con la música a todo volúmen. Milton está acusado de coautor del crimen.

Cuando Los Monos y Los Bassi se separaron, Milton quedó enfrentado a Los Cantero. El domingo 26 de mayo de 2013 “El Pájaro” salió del bar Infinit Nigth, en Villa Gobernador Gálvez. Se alejó unos pasos porque quería hacer pis. Alguien, desde una camioneta, le disparó diez veces. Más tarde asesinaron al dueño del boliche (Diego Omar Demarre) de modo similar: un auto blanco se puso al lado y le disparó. La justicia acusó a Milton de ser el autor material. Pero por ninguno de esos dos crímenes está detenido: él y su hermano están presos por el asesinato de Lucas Espina, tres meses antes.

La mamá de Lucas, Norma Bustos, tenía un kiosco en el barrio la Tablada -al sur de Rosario- y denunciaba el narcotráfico en la zona desde 2008. En 2013 acribillaron a su hijo en la esquina de la casa. En noviembre de este año, un hombre fingió comprar cigarrillos y la mató a ella de tres disparos. La jueza Mónica Lamperti ordenó la detención de los dos hermanos Damario por el crimen del joven. Además Milton está imputado en la megacausa de Los Monos por asociación ilícita.

La investigación del asesinato de Miguel está a cargo de Florentino Malaponte, de la Unidad de Homicidios Dolosos de esta ciudad. El fiscal pidió custodia para la familia y ordenó que se cotejen las vainas que se encontraron para chequear si coinciden con las de algún otro hecho. Además intervino la Policía de Investigaciones (PDI). Según fuentes judiciales, familiares y vecinos aún no se han acercado a atestiguar porque están amenazados y “tienen miedo”.

FOTO: Rosario 3

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada