Mataron al costarricense que defendía a las mujeres del acoso callejero

costarricenseacosocallejeroEl País.-

El joven que se había convertido en héroe de la denuncia contra el acoso callejero en Costa Rica murió esta noche, 43 días después de haber sido apuñalado en circunstancias inciertas para las autoridades.

Gerardo Cruz Barquero falleció por secuelas de las heridas sufridas con un cuchillo por un desconocido en su barrio, en una zona marginal de San José, sin que le robaran nada y sin mayores explicaciones. Esto hizo que se sospechara este ataque fuese una venganza por haber publicado en redes sociales el video de un hombre que iba por el principal bulevar capitalino grabando con su móvil la entrepierna de una mujer en falda corta.

La muerte de Gerardo, como acabó conociéndosele en Costa Rica, sobrevino al anochecer de este jueves, confirmó su madre a los medios de comunicación locales. Él sufría lesiones cerebrales y había presentado alguna mejoría. El 28 de octubre abrió los ojos y dio esperanzas de recuperación, pero no resultaron suficientes. Gerardo pasó de héroe a mártir en la visibilización del acoso sexual que a diario sufren las mujeres en la calle.

El joven, padre de una niña de cinco años y de un bebé aún en gestación, estaba internado en el hospital capitalino Rafael Calderón Guardia, a donde decenas de particulares y representantes de colectivos activistas habían llegado a manifestar su solidaridad. Rosas, mensajes y otros símbolos quedaron en uno de los costados del centro médico, a donde también acudieron personalidades como el embajador de Estados Unidos, Fitzgerald Haney.

El hombre acusado de acosar a la mujer en falda, un funcionario de Gobierno apellidado Umaña, declaró semanas atrás que nunca usó su móvil para captar la entrepierna de ella, aunque pidió disculpas por lo que consideró “un error”. También rechazó tener responsabilidad alguna en la agresión que sufrió Gerardo cuando caminaba cerca de su casa en la colonia Kennedy, en San Sebastián, una zona insegura al sur de San José. Umaña dijo incluso que oraba por la salud del joven. “Esto se sobredimensionó”, alegaba ante la prensa.

Para otros sectores, este caso fue útil para visibilizar un problema cotidiano y enquistado en la sociedad machista. En Costa rica se registran cerca de 5.000 denuncias de este tipo por año, aunque quizás las cifras aumenten ahora que Gerardo activó el tema. “Murió un defensor de los derechos de las mujeres, Gerardo Cruz. Paz a sus restos y fortaleza para toda su familia”, ha publicado el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) en Twitter.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada