Mató a la esposa de 15 puñaladas

Eran las 12 de la noche. Elizabeth Alves de Olivera de 53 años y su esposo Juan Daniel Herrera, de 52, se saludaron a su hijo de 19 años y se fueron a dormir. Pasaron unos minutos y el chico, que estaba en la habitación de al lado, escuchó algo parecido a una discusión. Los gritos de su mamá lo asustaron. Fue a ver qué pasaba y la encontró herida, tirada en el piso. Corrió hasta el teléfono, llamó al 911 y salió a la vereda a esperar. Allí vio a su padre subirse a una bicicleta y abandonar la casa. El patrullero y la ambulancia llegaron enseguida pero la mujer ya estaba muerta. Herrera la había asesinado de 15 puñaladas en el abdomen.

Ocurrió en la casa familiar ubicada en la avenida El Salvador al 1000, en Benavídez, partido de Tigre.

Dos horas después, la policía detuvo a Herrera en su lugar de trabajo: una gomería de la calle Bourdet 1750 de la localidad de Garín, partido de Escobar.

En el caso, interviene la Comisaría Cuarta de Tigre y la Unidad Funcional de Instrucción de Violencia de Género de San Isidro. El fiscal Marcelo Fuenzalida caratuló el expediente como “homicidio agravado”.

El de Elizabeth Alves es el segundo femicidio ocurrido en el Gran Buenos Aires en la última semana.

El sábado pasado, Mónica Haydée Acosta, de 39 años, fue asesinada de cinco puñaladas por su ex pareja Diego Arnaldo Perrone, quien tenía una orden de restricción de acercamiento. Ocurrió en Monte Grande, partido de Esteban Echeverría.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada