Mendoza: Un joven asesinó a su mamá y a su hermano de 3 años

El Sol On Line.-

Se investiga si Pablo Camusso mató a su madre y su hermanito por “resentimiento”. Hallaron un mensaje escrito con sangre arriba de la mesa.

Los investigadores del doble crimen de Las Heras, ocurrido el viernes en la tarde, tienen una hipótesis y sostiene que Pablo Joel Camusso mató a su madre y a su hermano por celos. El sospechoso de 22 años fue imputado por acribillar a su mamá, de 42, y a su pequeño hermanito de 3 en la casa que compartían sobre calle Cacheuta de Las Heras. A pesar de que el hecho está prácticamente esclarecido en cuanto a la autoría, los investigadores trabajaron durante el fin de semana en el móvil del ataque para develar el misterio, y llegaron a una conclusión: después de una serie de declaraciones y otras pruebas que se anexaron al expediente judicial, el resentimiento que tenía el acusado contra sus padres, porque al parecer no era hijo biológico del jefe de familia, generó una discusión fatal.

“Me dejaste sin mi familia”, fue uno de los primeros gritos desgarradores que los vecinos escucharon ese mediodía cuando Adrián Camusso (45) –de profesión carnicero– halló brutalmente asesinados a su esposa, María Fabiana Lucero, y a su pequeño hijo Juan Pablo en la casa de calle Cacheuta 263 de Las Heras. Ese mismo día, fue detenido e imputado por homicidio agravado por el vínculo en concurso real por alevosía Pablo Joel Camusso, uno de los tres hijos de la familia, y a quien ligaron el problema de su conducta por el consumo de estupefacientes.

A pesar del problema que el joven tenía con las drogas –estuvo en rehabilitación–, fuentes ligadas al expediente explicaron a El Sol que el motivo de ese ataque no sería solamente ese, sino que tenía un grave problema de celos hacia su hermano de 3 años. “A veces se quedaba con la comida del nene más chiquito y hasta incluso con algunos de sus juguetes para llamar la atención. Es como un complejo de Edipo”, sostuvo una fuente judicial , con referencia a la presencia ambivalente de sentimientos amorosos y hostiles hacia sus progenitores.

Otro de los focos de conflicto del adolescente con su madre era porque ella le pedía que saliera a buscar trabajo como lo hacía su otro hijo, Adriano, de 20 años, pero Pablo no quería trabajar porque “eso significaba dejar sola a su mamá con el hermanito menor”, detallaron. En tanto, el otro hermano no declaró por pedido de su padre porque “estaba mal”, muy dolido porque incluso “ya le había comprado el regalo por el Día de la Madre”, explicaron. La idea de que existiera un conflicto de celos está fundamentada en que el joven de 22 años dejó un mensaje escrito con sangre sobre la mesa del comedor destinado a alguien de su entorno familiar.

“Se está trabajando sobre la frase para determinar bien lo que dice pero, al parecer, sobre la mesa había un nombre seguido de un insulto”, detallaron las fuentes, que agregaron que los problemas no eran recientes porque ya en una oportunidad el joven se “había agarrado a trompadas con su padre y capaz que ese mensaje era dirigido hacia él”, explicaron. Otro detalle que se trata de establecer es si el acusado –el mayor de los tres hermanos– es el hijo biológico del carnicero, a pesar de tener el mismo apellido, porque eso explicaría “esa actitud de resentimiento hacia la familia”. El crimen fue descubierto el viernes a las 13 cuando el hombre de 45 años llegó a la vivienda. Había recibido un mensaje de texto de su esposa explicándole sobre una discusión que mantenía con Pablo Joel. Cuando llegó, su pareja y su hijo habían sido acribillados.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada