México: 132 presos se escaparon de una prisión de Coahuila

Milenio.-

Un total de 132 reos se fugaron del Centro de Reinserción Social de Piedras Negras, Coahuila, utilizando un túnel de siete metros de largo, cavado en un taller de carpintería. El gobierno del estado ofreció 200 mil pesos por información que permita recapturar a cada uno de los evadidos.

Según el procurador de Justicia estatal, Homero Ramos Gloria, se trata de 86 presos del fuero federal y 46 del fuero común. En ese centro penitenciario la población de reclusos es de 734, pero hay capacidad para mil 200, de ahí que se descarta el hecho de que hubiera sobrepoblación, según el funcionario.

Los internos utilizaron un túnel de 1.20 metros cuadrados construido en el taller de carpintería de la prisión y sometieron a los vigilantes de dos torres de control.

El funcionario informó en entrevista con Carlos Puig, en MILENIO Televisión, que iniciaron un operativo en carreteras de Piedras Negras y zonas aledañas, además de que alertaron a los gobiernos de Nuevo León, Zacatecas y Estados Unidos para que coadyuven en la investigación.

En tanto, personal militar y de las fuerzas estatales fortalecieron su presencia en la frontera con el país vecino, mediante patrullajes.

Ramos comentó que ya se encuentran bajo arraigo el director del penal, el jefe de vigilancia y el responsable de turno, los cuales rindieron declaración ante el Ministerio Público.

Al momento de la fuga, 164 delincuentes estaban presos por delitos federales, aunque el secretario de Seguridad Pública estatal, Jorge Luis Morán Delgado, aclaró que en ese penal no había reos de “alta peligrosidad”, pues hace tres meses fueron trasladados a penales de Monclova y Ciudad Juárez.

Reporte en el 006

En conferencia de prensa en Piedras Negras, el procurador Ramos Gloria expresó que a las 15:25 se recibió un reporte en el número 066 y de inmediato se activó el código rojo, por lo que se trasladaron al penal estatal elementos de diversas corporaciones y del Ejército mexicano.

A pesar del rastreo que se hizo para localizar a los evadidos no fue posible recapturar a ninguno.

El gobernador Rubén Moreira Valdez ofreció una recompensa de 200 mil pesos a quien aporte información por cada uno de los internos fugados.

Tanto el director del penal, como el jefe de celadores, el encargado de turno y los custodios responsables de las dos torres de control fueron arraigados mientras se realiza la investigación para deslindar responsabilidades.

Ramos Gloria dijo que se dio aviso a la Procuraduría General de la República (PGR) para que proceda si así lo considera, tomando en cuenta que 86 reos son del orden federal.

Fue en el taller de carpintería donde se descubrió el túnel de aproximadamente 1.20 metros de ancho por siete metros de largo, que conecta con una de las torres y concluye en una malla; ésta fue rota para que los reos se fugaran hacia un lote baldío.

Vigilancia militar

El penal quedó bajo resguardo de elementos estatales, federales y, en su mayor parte, por elementos del Ejército mexicano. El Centro de Readaptación y Reinserción Social no tenía sobrecupo, pues al momento de la fuga había una población de 734 internos, reportó la Secretaría de Seguridad estatal.

Se informó que las autoridades de Justicia local establecieron comunicación con las procuradurías de estados vecinos para alertarlas sobre esta fuga y solicitar la colaboración en los operativos de búsqueda y localización de los evadidos.

De igual manera, se alertó a las autoridades estadunidenses sobre estos hechos para que tomaran las medidas de prevención. Con el apoyo y colaboración del Ejército, la Policía Federal, la Secretaría de Marina y la policía de Piedras Negras se establecieron operativos en carreteras y caminos rurales aledaños a la región, así como en aquellas que convergen con Piedras Negras.

El procurador Ramos Gloria informó que a las 19:30 el Grupo de Armas y Tácticas Especiales (Gafes), al trasladarse a Piedras Negras para apoyar el operativo conjunto de búsqueda de reos, se enfrentó con presuntos criminales en el municipio de Castaños y abatieron a cuatro agresores, además de que aseguraron armas largas y un radio.

Ramos Gloria reiteró que el gobernador Rubén Moreira Valdez giró instrucciones precisas para que se ofrezca a la ciudadanía una recompensa de 200 mil pesos por cada uno de los 132 reos fugados del Cereso de Piedras Negras.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada