México: Todo un hospital al servicio de una red de pedófilos

Por Martha Juárez. La Voz de Quintana Roo.-

Desde el director administrativo, Ernesto Sosa Bernal, hasta médicos, trabajadores de mantenimiento y vigilantes forman parte de esta banda que abusan de menores en la Zona Maya.

Las indagatorias derivadas de la denuncia penal 77/2012 en contra de un médico radiólogo del Sector Salud que obligó a una niña indígena de ocho años de edad a mirar pornografía en su computadora personal cuando fue llevada por su madre para que le realizaran unos estudios, puso al descubierto una red de médicos y funcionarios públicos pederastas que laboran en el Hospital General Integral de José María Morelos que abusan de niños y adolescentes en los poblados más pobres de la Zona Maya de Quintana Roo.

En el Hospital General Integral de José María Morelos operan por lo menos 13 pederastas, entre ellos el director administrativo y una mujer de intendencia, quienes se aprovechan de sus cargos y profesiones para abusar sexualmente de niños y adolescentes indígenas en uno de los municipios con mayor marginación en la entidad.

Aunque hasta el momento se desconoce el número de víctimas por abusos sexuales, pornografía infantil y violación, así como la cantidad de niños que podrían haber sido procreados por estos abusos.

Se estima que podrían ser decenas de víctimas por la forma en que operaban dentro y fuera del Hospital General en poblados de la Zona Maya. Hasta el momento se tienen documentados por lo menos cinco casos y muchos más permanecen bajo el anonimato.

En el municipio de José María Morelos hay por lo menos dos casos de menores y cinco más en Felipe Carrillo Puerto que no han sido denunciados por sus familias por el poder que tienen los victimarios y por las condiciones de pobreza y marginación de las víctimas.

Pobladores de José María Morelos afirman que este grupo de pederastas realiza fiestas cada semana a las que invitan a estudiantes de secundaria y bachillerato de entre 13 y 16 años de edad para abusar sexualmente de ellos, a quienes alcoholizan para hacerlos más susceptibles a sus abusos.

Este grupo de pedófilos utiliza un domicilio ubicado en las afueras del poblado de José María Morelos, propiedad del administrador Oscar René Gómez Barrera, que ha sido acondicionado para este tipo de orgías a las que cada vez se suman más personas de ambos sexos.

Aprovecharse de la fragilidad de los pobladores de José María Morelos, Felipe Carrillo Puerto y otras comunidades cercanas de la Zona Maya de Quintana Roo ha sido fácil para los pederastas que se aprovechan de la ignorancia y la pobreza en que se encuentra sumida gran parte de la población indígena de la entidad.

Los padres de familia afectados prefieren guardar silencio y evitan enfrentarse a estos “poderosos” victimarios que pagan el silencio de las autoridades locales y de algunas de sus víctimas.

LISTA DE PEDERASTAS

Las personas señaladas por denunciantes, que piden el anonimato para proteger su identidad, son por lo menos 13 empleados que laboran en el Hospital General Integral de José María Morelos que pertenece a la Secretaría Estatal de Salud, entre ellos el director administrativo Ernesto Sosa Bernal; el administrador Oscar René Gómez Barrera; el doctor Felipe Vergara Caballero; Brenda Tilán, empleada de intendencia; Julio Vitorín, auxiliar administrativo; Rogelio Can Ucan, empleado de mantenimiento; “El Chenco”, trabajador de mantenimiento; el doctor Palomo, médico general; el doctor Galindo, médico general; “Tono”, vigilante y el doctor Itzahal, médico familiar. Así como el radiólogo David Néstor Muñoz Quijano y Martín Argüelles a quien señalan como la mano derecha del administrador.

LEY VIOLADA

De acuerdo con la subprocuradora Blanca Imelda Ávila Várguez, en una investigación más profunda, personal de la Agencia del Ministerio Público y la Policía Judicial encontró que el radiólogo David Néstor Muñoz Quijano, alias “El Tigre”, está casado con una menor de 14 años y contrajo nupcias cuando ésta apenas tenía 12 años de edad, ya que a los 13 años dio a luz sin que nadie lo reportara ante las autoridades correspondientes, lo que viola el Código de Procedimientos Penales en Quintana Roo y se tipifica como delito de violación.

Este delito involucra desde personal del Registro Civil de esa localidad, padres de la menor que permitieron que la niña tuviera un esposo y relaciones sexuales, así como personal del Hospital General de esa localidad que permitió que diera a luz sin dar vista al Ministerio Público.

Pero además las indagatorias judiciales revelaron que el médico había tenido anteriormente por lo menos tres matrimonios, todos con niñas menores de 15 años de edad. Además de que habitantes de la zona afirman que hay otras víctimas en pequeños poblados de los alrededores de José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto que han preferido olvidar el pasado y rehacer sus vidas. En días pasados, Muñoz Quijano fue sometido a una cirugía para extraer dos tornillos que al parecer ingirió para suicidarse.

 “Prefiero que siga en la cárcel”

Aceptando el riesgo que implica hacer esta denuncia anónima por el poder que ostenta el grupo de pedófilos, Estela, nombre ficticio que se utiliza para proteger su identidad, acepta la entrevista para dar los nombres de los agresores de niños que han sido víctimas de violación, abuso sexual y pornografía infantil, entre ellos una niña indígena de ocho años que fue amenazada por el Juez Penal de primera instancia, Ramón Jesús Aldaz Bencomo, a carearse con su agresor, de lo contrario sería obligada a asistir a la audiencia con el uso de la fuerza pública a través del citatorio número 3708/2012 del expediente 77/2012 en contra de David Néstor Muñoz Quijano por el delito de Pornografía Infantil.

“Hay dos casos de violación en José María Morelos del mismo pedófilo, el radiólogo David Néstor Muñoz Quijano, y cinco más en Felipe Carrillo Puerto, pero sus familiares se han negado a denunciar ante el temor que le tienen por el poder del agresor, que ahora es defendido por el ex alcalde de Felipe Carrillo Puerto, el perredista Eliseo Bahena; pero hay más niños afectados.

“Doctores, funcionarios y empleados del hospital, entre ellos uno de intendencia se llevan a menores de secundaria a la casa de un doctor ubicada en las afueras de José María Morelos donde hacen fiestas y abusan sexualmente de los menores.

“Entre las muchas irregularidades que ocurren en el interior del Hospital General de José María Morelos son que el director administrativo, médicos y empleados se van a una parcela, propiedad de uno de ellos, a donde llevan a estudiantes de secundaria y preparatoria menores de edad, entre 14 y 16 años de edad, aproximadamente.

“Cuando fue detenido el radiólogo confirmé mis sospechas y prefiero que no salga de la cárcel para que otros niños no sean víctimas de estos abusos. Son varias personas que van a la parcela con los muchachos, entre ellos al doctor Felipe Vergara Caballero, quien vive a un lado del Hospital General, y se mete con muchachos de 14 y 15 años, aproximadamente.

“Al radiólogo siempre lo visitaban muchachitos en el Hospital e incluso utilizaban la camioneta negra de la Secretaría de Salud para trasladarse con ellos. Algunos de los que iban a este tipo de fiestas que hacían cada semana son: el administrador Oscar René Gómez Barrera; Rogelio Can Ucan, de intendencia; Julio Vitorín, auxiliar administrativo; ‘El Chenco’, trabajador de mantenimiento; ‘Tono’, vigilante; Martín Argüelles, quien es la mano derecha del administrador; el doctor Palomo, quien es médico general; el doctor Galindo, también médico general.

“Otros son el director administrativo, Ernesto Sosa Bernal, que iba con ellos a la parcela propiedad del administrador Oscar René Gómez Barrera a donde llevaban entre seis y siete menores de secundaria para hacer fiestas y tener relaciones sexuales a las que asistía también Felipe Vergara Caballero y el radiólogo David Néstor Muñoz Quijano.

“El señor Vergara lleva a muchachitos en la camioneta negra y ha tenido muchos problemas con su esposa por la parcela del señor. A pesar de esto, cuando veía denuncias en los periódicos de niños que eran abusados sexualmente o manoseados, nunca sospeché nada hasta que fue detenido el radiólogo.

“Eventualmente, hacen invitaciones a empleados del hospital en grupo, entre bromas y risas decían que iban a llevar tele y DVD, incluso Brenda Tilán, una trabajadora de intendencia, decía que veían películas pornográficas y se iba con ellos a tomar al predio”.

TELEVISORA LOCAL, DENUNCIANTE

En un estudio de fotografía, ubicado en el primer cuadro del pequeño poblado de José María Morelos, donde sus habitantes padecen de todo y se caracteriza por ser el más pobre de la Zona Maya, nació el primer noticiero televisivo de esta comunidad.

Ahí, desde hace cinco años, a través de una pequeña cámara casera, un grupo de periodistas independientes transmite un noticiero local que ha hecho la diferencia en lo que se refiere al manejo de información y denuncias ciudadanas en las que participan cada vez más sus habitantes.

El pasado viernes 26 de octubre, a través de este medio informativo, se hizo un llamado a la comunidad para que denunciaran a los pederastas para que las víctimas pudieran recibir la atención psicológica que requieren para enfrentar y superar el trauma al que estuvieron expuestos, pero también para denunciar a los agresores y evitar que otros menores sean víctimas de estos abusos.

La respuesta de la comunidad fue inmediata, se recibieron más de una docena de mensajes anónimos que ofrecían información sobre los abusos del pederasta radiólogo, a quien señalaron de abusar de niños de muy corta edad, pero también dejaron entrever que es un problema añejo que la mayoría conoce y no denuncia por la desconfianza que le tienen a las autoridades locales.

Tampoco denuncian por sentirse desprotegidos ante el poder que presume este grupo de pedófilos que han logrado comprar conciencias de funcionarios públicos y pseudodefensores de los derechos humanos.

LAS DENUNCIAS

“Hay una red aqui en Morelos de pedofilos y homosexuales, la gente de morelos lo sabe, hay que sacarlos” (sic).

“Asi como el spicologo de la UNEME nunca se investigo, porque huyo de aqui, se debeia de investigar” (sic).

“Eso si, todos los judiciales de Carrillo se dejan comprar y no hacen justicia” (sic).

“señor del ex radiologo esta enfermo, porque cuando rentaba por la colonia San antonioTuk, una vez vi como espiaba alas niñas chiquitas , y en serio personas asi deben estar refundidas en la cárcel” (sic).

Abusadores de menores

Involucrados en red de pedófilos del Hospital General Integral de José María Morelos:

Ernesto Sosa Bernal, director administrativo del Hospital General

David Néstor Muñoz Quijano, radiólogo

Oscar René Gómez Barrera, administrador y dueño del predio donde se hacen orgías

Martín Argüelles, mano derecha del administrador

Doctor Felipe Vergara Caballero

Doctor Palomo

Doctor Galindo

Doctor Itzahal, médico familiar

Brenda Tilán, empleada de intendencia

Julio Vitorín, auxiliar administrativo

Rogelio Can Ucan, empleado de mantenimiento

“El Chenco”, trabajador de mantenimiento

“Tono”, vigilante

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada