Misiones: otra mujer presa por abandono de persona

Cosecha Roja.-

Una semana atrás, Cosecha Roja publicó la historia de María Ovando, una mujer presa desde hace un año y medio en Misiones luego de la muerte de su hija por desnutrición.

No es el único caso en la provincia. En la localidad de Garupá, en el barrio Santa Clara II, María Sánchez y Cristino Cabañas, padres de cinco nenas, están presos hace dos semanas. Se los acusa de abandono de persona agravado por el vínculo y lesiones graves.

El 15 de octubre pasado un equipo de médicos y trabajadores sociales visitó la casa donde María Sánchez y Cristino Cabañas vivían con sus cinco hijas de entre 4 y 12 años.  La tía de las nenas había dado aviso al centro sanitario local por la situación de salud de sus sobrinas. Los médicos encontraron a la nena más pequeña con larvas y huevos de mosca en el cuero cabelludo, una enfermedad que se conoce como miasis. Otra de las cinco hermanas fue diagnosticada con tungiasis en los pies, es decir, piojos debajo de la piel.

La policía de Misiones detuvo al padre de las nenas. Tanto la familia de María Sánchez como los vecinos del barrio Santa Clara apuntaron a él como responsable de la situación de las niñas. Según ellos, Cristino Cabañas,  de 72 años, era alcohólico y descuidaba a sus hijas.

Una semana después de la detención, efectivos de la división de Investigación dela Unidad RegionalX llevaron presa a María Sánchez, madre de las nenas. En ambos casos, la orden la dio el juzgado de instrucción número Nº7, acargo de José Alberto López.

“María era víctima de la violencia de este hombre, que vivía tomando. Ella hacía lo que podía. Cada vez que quería hacer algo por sus hijas el hombre le gritaba. No le pegaba pero era violento verbalmente” aseguró a Cosecha Roja Ramona Celestino, hermanastra de María Sánchez.

Cabañas es un hombre 30 años mayor que María. Están juntos hace más de una década. Ninguno de los dos tenía trabajo. Sobrevivían a través dela Asignación Universalpor Hijo que cobraban por las cinco nenas.

Después de la intervención de los médicos, las dos niñas con miasis y tungiasis fueron internadas  en el Hospital Escuela de Agudos “Dr Ramón Madariaga”. Allí recibirán un tratamiento de tres meses. El resto de las hijas de la pareja fue repartido en la casa de una abuela y una tía.

La familia de María Sánchez está pidiendo la liberación de la mujer. “Nosotros la queremos de vuelta en casa. Las nenas preguntan por ella. Por el papá no piden nunca — dijo la hermanastra de María —A ella la queremos libre y que el hombre tenga un tratamiento porque está enfermo.”

Además, los familiares de la mujer temen que la detención de María se prolongue como la de Maria Ovando, que hace casi dos años está presa en el penal de Villa Lanús. “No tenemos abogado y tenemos miedo que quede detenida mucho tiempo más, como le pasó a la mujer de Colonia Mado”, dijo Ramona Celestino.

La historia de María muestra la fotografía de la situación que viven muchas mujeres en la provincia. “Misiones está dentro de las 4 provincias más pobres dela Argentina. Muchas mujeres que sobreviven de la mendicidad, son habitantes pero no tienen calidad de ciudadanos. El Estado las reconoce para prisionizarlas pero no para otorgarles derecho”, reflexionó Eduardo Paredes, el abogado que acompaña el caso de María Ovando.

 

Foto: Marcelo Rodriguez / El territorio.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada