Los pecados de Anahí

Si a Micaela la criticaron por ir al boliche, a Lola por leer en la playa y a Daiana por salir con un short demasiado corto, con Anahí Benítez tuvieron que revisar los diarios íntimos, acusarla de estar obsesionada con un profesor de 40 y de caminar de noche por un parque. Desde que se conoció la noticia de que el cuerpo semienterrado en la reserva Santa Catalina era el de la adolescente de 16, los periodistas llenaron los minutos en la radio y en la televisión con especulaciones sobre el caso. Durante horas dudamos si era o no era el cuerpo, si tenía o no cortes, si la familia estaba o no en la morgue. Esta mañana Verónica Pérez, la fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción de Violencia de Género de Lomas de Zamora, colaboró en la revictimización: dijo que la relación entre el profesor y la adolescente “pasó los límites por una obsesión que tenía la nena con él” y que la zona no era adecuada para “caminar sola”.

“No es una zona para ir a caminar sola, pero el grupo de amigos de Anahí lo hacía, con esa picardía de ‘estoy en el bosque de noche’”, dijo Pérez. Otra vez la culpa en la víctima: una adolescente de 16 años asesinada por un varón machista. “Sería más esclarecedor y menos cómplice con la normalidad violenta en que vivimos que hablen del que aprieta el cuello, busca la soga, ajusta fuerte, trompea un cuerpo desigual en sus posibilidades de resistir ya ni hablemos de responder”, escribió la abogada experta en género Ileana Arduino en su muro de Facebook.

Los dichos de la fiscal provocaron el enojo en las redes. La periodista especializada en género, Luciana Peker, escribió:

El periodista Maximiliano Montenegro, de Diario Popular, también reaccionó: “¿Y si tratamos de hacer el ejercicio contrario, el inverso, con perspectiva de género? ¿Y si pensamos en un adulto que, tal vez, manipuló psicológicamente a una chica de 16 años? ¿Y si pensamos en una chica en estado de vulnerabilidad que pudo ser víctima de femicidio por parte de un psicópata?”.

Mientras, la fiscal Pérez reveló otros detalles de la causa: los perros rastreadores fueron del lugar donde estaba el cuerpo hasta la casa de Marcos Esteban Bazán, de 34 años. La policía detuvo al hombre y espera para declarar. En la casa, ubicada cerca del ferrocarril Roca línea Haedo-Temperley, los peritos encontraron pelos, manchas hemáticas y ropa de mujer: en una semana se sabrá si pertenecen a Anahí Benítez. También había restos de comida similar a la que la adolescente tenía en el estómago al momento de la autopsia.   

“Bazán afirma no conocerla. Va a prestar declaración y a responder a todas las preguntas de la fiscal”, dijo ,el abogado Lucio De la Rosa a radio La Red. Además. Aseguró que presentará “pruebas” que lo eximirán del homicidio y  “testigos que va a mencionar para acreditar que no tiene nada que ver” con el crimen.

Ayer la justicia indagó a Francisco Leonardo Agostino, de 40 años, el profesor de matemáticas detenido en un allanamiento horas después del hallazgo del cadáver y aunque fue puesto en libertad durante la madrugada, seguirá imputado en la causa. La orden fue dictada por el juez de Garantías 4 de Lomas de Zamora, Sebastián Monelos.

Alfredo Fernández, el director ejecutivo del instituto IJóvenes, fue a la misma escuela que Anahí y escribió estas palabras: “No es una cuestión de cámaras y de policías. No se resuelve llenando de uniformes las reservas ecológicas o las escuelas. La obsesión por la vigilancia es parte del problema de esta sociedad patriarcal que mata. En su muro de Facebook, Anahí había subido un video de la canción Time, de Pink Floyd. La entristecía la idea de estar desperdiciando la vida. Buscaba, caminaba, dibujaba, creaba. Trataba de ser libre. Que no nos enferme el miedo. Cuidémonos, pero no le cortemos las alas a nuestras pibas. Basta de pedir muros, gorras y balas. Manos dispuestas a empuñar sus lápices. Eso quería Anahí”.

El sábado las compañeras de colegio de Anahí y miles de personas marcharon hacia Plaza de Mayo para decir “basta de femicidios”. Este mediodía los restos de la adolescente fueron inhumados en el cementerio municipal de Lomas de Zamora.

 

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada