Hace ocho años, la primera bala que recibió el comerciante asesinado en Cañuelas

Esta noticia apareció en el diario El Ciudadano de Cañuelas. Cuenta la historia del anterior robo que sufrió el comerciante asesinado ayer en Cañuelas. Su agresor fue juzgado en agosto del año pasado. Ahora, es el principal sospechoso de haberlo asesinado.

 

A casi siete años de un dramático asalto ocurrido en el barrio Los Aromos, un tribunal de La Plata inició el juicio oral y público contra Fernando Marconi y Juan Ricardo Zavala, acusados de balear al comerciante Marcelo Massa en diciembre de 2004.

El jueves y viernes se realizaron las dos primeras rondas de testigos y se estima que en el transcurso de esta semana se conocerá el veredicto.

El 30 de diciembre de 2004, cerca de la medianoche, Marcelo y su esposa Beatriz Rincón cerraron el local de “La boutique de la fruta”, comercio familiar ubicado en Rivadavia y Del Carmen de la ciudad de Cañuelas.

Cuando llegaban en moto a su domicilio de Del Carmen y Ecuador fueron abordados por dos jóvenes que a punta de pistola les pidieron dinero.

Marcelo llevaba encima unos 2 mil pesos producto de las ventas de esa jornada (especialmente importantes por la víspera de Año Nuevo), pero no quiso darles la recaudación. Su esposa les extendió un billete de 10 pesos diciéndoles que era lo único que tenían.

Los delincuentes exigieron entonces que abrieran la reja para entrar a la casa. En ese instante Marcelo se trenzó en lucha y cuando la mujer corría hacia el portón para abrirlo, se escucharon varias detonaciones.

Marcelo recibió un tiro en el cráneo, otro en el brazo y un tercero en el abdomen, que le perforó el intestino y un riñón.

A pesar de la gravedad de las heridas, siguió peleando con los delincuentes y en ningún momento se desplomó ni perdió el conocimiento.

Uno de los malvivientes también apuntó y disparó varias veces contra Beatriz, pero si bien el revólver despidió humo, los proyectiles no salieron.

Los vecinos cargaron a Massa en un auto y lo llevaron al Hospital Marzetti. Desde allí fue derivado al Hospital Melchor Romero, donde quedó internado en terapia intensiva. El mismo día le extirparon el riñón destrozado.

Al poco tiempo fueron detenidos Zavala y Marconi (este último es hijo de un ex policía). Desde entonces permanecen detenidos a la espera del juicio oral.

LA SORPRESA DE MARCONI

La declaración del imputado Fernando Marconi causó un cierto estupor en el auditorio. Cuando nadie lo esperaba, se auto incriminó por el asalto y los disparos, desligando del caso al segundo imputado, Juan Ricardo Zavala.

“No sé por qué está detenido”, aseguró, dando a entender que se trataba de un “perejil”.

Marconi detalló que se había enterado de que los Massa guardaban 10 mil pesos en la casa y que planificó el atraco con un tal Jorge Morán, un delincuente al que había conocido en la cárcel de Olmos. Actualmente se hallaría prófugo.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada