Provincia de Buenos Aires: Asesinan a un enfermero y se habla de crimen político


Dos sujetos se bajaron de un auto y sin mediar palabra le dispararon por debajo de la axila. El hombre trabajaba en el Hospital “Claudio Zin” y según confirmó su hijo, había participado ayer de la reconstrucción de los hechos ocurridos el 5 de junio cuando una patota del intendente Cariglino golpeó a un grupo de periodistas y familiares de víctimas de mala praxis.

El hijo de la víctima, identificada como Walter Navarro, sostuvo en declaraciones a distintos canales de noticias esta madrugada que lo que le ocurrió a su padre “no se trató de un hecho delictivo común”.

Según este relato, Navarro había salido del trabajo en el hospital materno Eva Perón, luego de declarar “en el marco de la reconstrucción de los hechos del 5 de junio (relacionados con un presunto caso de mala praxis) donde había aportado datos sobre los negocios que hay detrás de la salud en Malvinas Argentinas”. “No hay ningún indicio de robo, no le robaron la camioneta ni el dinero que llevaba encima”, agregó su hijo.

Según informaron a Télam fuentes cercanas a la familia de la víctima, los sicarios llegaron al lugar a bordo de un automóvil Citroen C3, le dispararon a sangre fría y huyeron sin llevarse dinero ni ninguna de sus pertenencias. El hecho ocurrió alrededor de las 21.30 del martes, aunque se conoció recién durante la madrugada de hoy.

Ayer, el intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, irrumpió en la reconstrucción judicial por las agresiones que se desataron contra periodistas el 31 de mayo, mientras éstos cubrían el caso de una nena que murió por presunta mala praxis en un hospital municipal.

Cariglino llegó al mediodía a la maternidad municipal, donde se hacía el procedimiento judicial y gritó a viva voz que “terminen con esto rápido porque este es un hospital en serio que recibe pacientes de toda la provincia, y no un hospitalito cualquiera de esos que hacen la Nación o la Provincia”.

El intendente increpó primero al abogado que representaba a los periodistas de la agencia Télam, a quien confundió con el fiscal de la causa. Luego arremetió contra los familiares de las víctimas y no negó ante los periodistas tener vínculos con la patota que agredió a los trabajadores de prensa: “quizás yo conozca algunos de los miembros de la patota que actuó ese día o quizás ellos me conozcan a mí porque yo soy el intendente y trato de hablar con todos los vecinos”.

 

 

 

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada