Sonia Molina: “La comida de perros fue un manjar comparado con lo que tuve que comer”

Cosecha Roja.-

Sonia Molina, la mujer que estuvo tres meses encerrada en una casa en la localidad bonaerense de Coronel Suárez, dio una entrevista a un canal de televisión y relató las torturas a las que fue sometida. Además, contó que no fue a la comisaría de su ciudad porque sospechaba que el jefe policial estaba involucrado. Uno de los abogados de la pareja dijo que existen “contradicciones” entre el relato que hizo en televisión y la declaración judicial.

“La comida para perros fue en manjar en comparación a otras cosas que tuve que comer”, dijo Sonia Molina. La mujer, que escapó hace algunos días de la casa en la que estuvo secuestrada durante tres meses, contó que la periodista Estefanía Heit y el falso pastor Jesús María Olivera –este no sería su verdadero nombre-, la alimentaron durante el primer mes con las sobras de lo que ellos comían. “Después empezaron a darme polenta, comida para perros, fideos crudos”. Algunas veces la obligaban a comer excremento de perros. “Tenía que hacerlo o recibía golpes”, dijo.

“El ensañamiento que tuvieron ahora último”, dijo Sonia, “no podría explicarlo. Puedo relatar lo que pasó con lujo de detalles pero qué los llevó a eso no sabría decirlo porque no termino de entenderlo”.

En una oportunidad, durante el cautiverio, la periodista y el falso pastor llevaron a Sonia a una radio, donde la mujer contó, entre otras cosas, que fue violada de chica por su tío. “De la entrevista hay cosas que son verdaderas, como la parte del abuso, y hay otra parte que es guionada”, dijo.

“No siento ni odio ni rencor hacia Jesús y Estefanía”, dijo Sonia, “justamente porque creo en Dios creo que tanto la Justicia terrenal como divina me va a llegar”. “Confío plenamente en que todo esto llegue a su fin y que se haga justicia. Ni fabulo, ni inventé ninguna cosa”.

Para el abogado de la periodista, Leonardo Talamoni, existen “contradicciones” entre el relato que hizo Sandra ante la Justicia lo que declaró anoche en televisión. “Ella dijo claramente ayer que no estuvo atada en ningún momento y en la fiscalía dijo que la habían atado con bolsas, con una soga hecha con bolsas de nailon, y que la tapaban con maderas para que hiciera ruido cuando se escapaba”, dijo.

Además, Talamoni criticó la imagen que mostró la denunciante ante las cámaras: “Yo si estoy tres meses cautivo lo primero que hago es salir corriendo a ver a mis hijos, no voy a una peluquería a cortarme el pelo, a ponerme pestañas postizas, a comprarme un chupín de moda y a maquillarme para la televisión”, dijo el abogado.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada